Chris Evert

Chris Evert

Christine Marie Evert  es una ex tenista profesional estadounidense, considerada una de las mejores jugadoras de tenis de todos los tiempos. Nació el 21 de diciembre de 1954 en Fort Lauderdale, Florida. Evert empezó a jugar al tenis a los cinco años y pronto demostró su talento para este deporte. Se convirtió en profesional en 1972 y ganó 18 títulos individuales de Grand Slam, siete de ellos en el Abierto de Francia y seis en el Abierto de Estados Unidos.

Jimmy Evert, su padre, trabajaba siete días a la semana como tenista profesional en Holiday Park (más tarde rebautizado como Centro de Tenis Jimmy Evert) y buscaba la forma de estar más cerca de sus hijos, por lo que enseñó a "Chrissie" y a sus cuatro hermanos a jugar el deporte blanco. Una de las enseñanzas de su padre fue el revés a dos manos, que se convirtió en un golpe característico que inspiró a generaciones de jugadoras a imitarla.El golpe de revés a dos manos pretendía ser una compensación temporal, según Jimmy Evert, su porque su hija era demasiado pequeña y débil para golpear el revés con una mano.

El padre de Chris esperaba que al crecer cambiara el golpe a una mano, y lo hizo, no el golpe, sino la forma de jugar al tenis. Su influencia es tan grande que hoy, más del 80% de los 100 mejores jugadores del ranking mundial utilizan el revés a dos manos.

En 1970 Chris compitió en un pequeño torneo en Carolina del Norte y derrotó a la número uno del mundo del ranking femenino profesional, Margaret Court, por 7-6 y 7-6, otra legendaria jugadora que estaba a punto de completar su Grand Slam. En la temporada 1971 llegó al Abierto de los Estados Unidos, torneo en el que participaban 120 jugadoras y donde superó a tres cabezas de serie. Estos resultados convirtieron a Evert en la jugadora más joven en alcanzar las semifinales del US Open, y la primera de su edad, con solo 16 años. Además, en esta temporada fue espectacular para la joven norteamericana ya que ganó 46 partidos consecutivos.

Durante su carrera Evert fue la primera tenista en ganar 1000 partidos en individuales y se ubicó en cinco oportunidades como número uno dentro del ranking mundial. En 1974 estableció un récord al ganar 56 partidos consecutivos y durante los siguientes 12 años, obtuvo al menos un título de Grand Slam por año en individuales. A partir de 1975 ganó cuatro títulos consecutivos en el Abierto de los Estados Unidos, título que se adjudicó nuevamente en  1980 y 1982.

Evert no solo brilló sobre cemento, la estadouidense era considerada una de las mejores exponentes en canchas de arcilla de la historia y que consquistó Roland Garros siete veces. Fue elegida "Atleta del año" en cuatro ocasiones y recibió el premio "Deportista femenina del año" de la revista Sport Illustrated en 1976.

En 1989, con un increíble récord de triunfos, Evert se retiró del tenis profesional con 18 campeonatos de Grand Slam ganados y 157 títulos en singles Después de su retiro siguió vinculada a este deporte. Se convirtió en comentarista de televisión y fundó la "Chris Evert Charities", que recauda fondos para niños en situación de riesgo en Florida. Evert ingresó en el Salón Internacional de la Fama del Tenis en 1995 y sigue siendo una de las figuras más respetadas y admiradas del mundo del tenis.