Bianca Andreescu alcanza sus primeros cuartos de la WTA 1000 en 14 meses



by   |  LEER 988

Bianca Andreescu alcanza sus primeros cuartos de la WTA 1000 en 14 meses

Tres torneos después de su regreso, Bianca Andreescu alcanzó su primer cuartos de final de la WTA 1000 en 14 meses, derrotando a la clasificatoria Petra Martic 6-4, 6-4 en 1 hora y 43 minutos en los octavos de final.

La canadiense de 21 años volvió a la acción en Stuttgart el mes pasado luego de una pausa de salud mental de seis meses, y está haciendo su debut en Roma. En su primer encuentro con Martic, semifinalista del año pasado, se enfrentó al duro desafío de una experimentada experta en tierra batida con una agudeza impresionante.

La última aparición de Andreescu, número 90 del ranking, en un cuarto de final de la WTA fue también su única carrera previa a los cuartos de final en tierra batida, en la WTA 250 en Estrasburgo el año pasado.

Este resultado marca su primer cuartos de final WTA 1000 desde que llegó a la final de Miami 2021. Por los números: en un choque entre dos servidores fuertes, la hoja de estadísticas ilustra la superioridad de Andreescu en esta área clave y en momentos cruciales.

La ex campeona del US Open conectó el 72% de sus primeros servicios en comparación con el 50% de Martic, y salvó seis de los siete puntos de quiebre que enfrentó mientras convertía tres de cuatro en el servicio de Martic.

El primero de estos últimos llegó en el 4-4 del primer set. Con el partido en el filo de la navaja, Andreescu tomó el control y desvió una volea para seguir adelante. Martic comenzó a soltar dobles faltas cuando comenzó el segundo set, y Andreescu siguió aprovechando, golpeando un golpe de derecha ganador para romper el 2-1.

El amplio repertorio de tiros de Martic le valió a la croata muchos puntos destacados, y una ráfaga de forma la vio retroceder y mantener dos puntos para una ventaja de 4-2. Pero el No. 47 del mundo desperdició ambos y continuó sufriendo dobles faltas, anotando seis solo en el segundo set.

El quinto de ellos le devolvió el quiebre a Andreescu, quien sirvió con éxito la victoria al anotar una volea en su tercer punto de partido.