Primeros títulos de Grand Slam conseguidos en el Open de Australia



by   |  LEER 490

Primeros títulos de Grand Slam conseguidos en el Open de Australia

Mary Pierce reclamó su primer título de Grand Slam en el Abierto de Australia de 1995, derrotando a Arantxa Sánchez Vicario en la final. Ganaría su segundo gran premio cinco años después, en 2000 Roland Garros.

Martina Hingis ganó su primer título de Grand Slam en el Abierto de Australia de 1997, venciendo a Pierce en la final para convertirse en la campeona de individuales de Grand Slam más joven desde 1887.

Fue el primero de tres títulos consecutivos del Abierto de Australia para Hingis. Jennifer Capriati logró su primer título de Grand Slam en el Abierto de Australia de 2001, derrotando a Hingis en la final.

Capriati también superaría a Hingis en la final de 2002 para defender con éxito su corona. Amelie Mauresmo ganó el primero de sus dos títulos de Grand Slam en el Abierto de Australia de 2006.

Mauresmo ganaría su segundo Major más tarde ese año en Wimbledon, derrotando a Justine Henin en ambas finales. Victoria Azarenka ganó su primer título de individuales de Grand Slam en el Abierto de Australia de 2012, logrando el puesto número 1 del mundo por primera vez con esa victoria.

Azarenka también ejecutaría una exitosa defensa del título en 2013. La carrera de Angelique Kerber hacia su primer título de Grand Slam terminó con una victoria sobre Serena Williams en la final del Abierto de Australia de 2016.

Kerber también reclamaría la corona del US Open más adelante esa temporada y terminaría 2016 como el número uno del mundo a fin de año. Por fin, Caroline Wozniacki sostuvo su primer trofeo de campeonato de Grand Slam en el Abierto de Australia 2018.

El primer título principal de la danesa se produjo más de siete años después de que alcanzó la clasificación número 1 del mundo por primera vez. Sofia Kenin consiguió un impresionante triunfo en el Abierto de Australia 2020 por su primer título de Grand Slam.

Kenin llegó a la final de Roland Garros más tarde esa temporada y fue nombrado Jugador del Año de la WTA 2020.