Se encendieron las alarmas con Johanna Konta y fue atendida inmediatamente



by   |  LEER 1479

Se encendieron las alarmas con Johanna Konta y fue atendida inmediatamente

No fue el regreso soñado a la competición para Johanna Konta. La tenista británica no solamente perdió en la primera ronda del WTA de Lexington, tuvo que recibir atención médica por palpitaciones.

Durante el primer set de su partido contra la checa Marie Bouzkova, la actual número 15 del mundo se llevó varias veces la mano al cuello, presionándolo con dos dedos para tomarse el pulso. Al término del partido, en el que cayó por 6-4 y 6-4, la británica explicó que es propensa a sufrir palpitaciones repentinas que incrementan su ritmo cardíaco.

"Mi ritmo cardíaco se dispara sin razón, no estábamos teniendo un punto largo. Me hace marearme, solo tenía que ver al médico y al fisioterapeuta. Llevó un tiempo para estabilizarse hasta el 4-3 en el primer set, pero luego se estabilizó y pude concentrarme en el tenis", manifestó la británica tras su compromiso.

PROBLEMA RECURRENTE "Esta fue la cuarta vez que he sufrido este problema durante un torneo o un entrenamiento. No sabemos por qué sucede, ocurre en situaciones estresantes, en situaciones no estresantes. Ha sido esporádico.

En esos momentos me siento muy mareada y no puedo funcionar durante los primeros segundos. Estoy preocupada. No es lo ideal. Voy a hacerme otra prueba EKF (electrocardiograma) y espero poder medirlo. Pero probablemente ahora no volverá a ocurrir hasta dentro de un año o algo así", añadió Konta.

El evento de Lexington es uno de los primeros del circuito tras el parón provocado por el coronavirus, y tenía a Johanna Konta como su tercera cabeza de serie. También en el torneo figuran las hermanas Williams, además de las locales Sloane Stephens y Coco Gauff.