Victoria Azarenka: Estuve muy deprimida y lloré el primer día de cuarentena



by   |  LEER 12776

Victoria Azarenka: Estuve muy deprimida y lloré el primer día de cuarentena

Victoria Azarenka concedió una entrevista al programa de televisión Today, donde habló desde la habitación del hotel donde hace su cuarentena para disputar el Abierto de Australia 2021, torneo que dará comienzo el 8 de febrero. Hace unos días, la jugadora bielorrusa escribió una carta pidiendo tranquilidad a los tenistas que se encuentran encerrados y que están criticando duramente las condiciones en las que se encuentran: "Lo hice con el único propósito de tranquilizar a las personas y pedirles a los tenistas que sean conscientes de las condiciones que hay.

Están siendo momentos muy complicados para todos, y simplemente tenemos que apoyarnos entre nosotros y sentir algo más de empatía por otras personas" La número 13 del ranking WTA también confesó que la pasó muy mal durante los primeros días en Melbourne: "Honestamente, estuve muy deprimida el primer día de cuarentena.

Nunca antes había oído hablar del día cero. Mentalmente fue un poco desafiante para mí poder entender todo lo que estaba ocurriendo a mi alrededor. Lloré un poco también, pero con el paso del tiempo me fui habituando más a la situación y continúe hacia adelante"

En una carta abierta, la dos veces campeona del Open de Australia, Victoria Azarenka, dijo que los jugadores y entrenadores deben respetar los protocolos de salud establecidos por el gobierno estatal antes del primer Grand Slam del año, que comenzará el próximo 8 de febrero.

“Estar en cuarentena de 14 días es muy difícil de aceptar en términos de todo el trabajo que todos han estado haciendo durante la temporada baja: estar preparado para jugar nuestro primer Grand Slam del año”, dijo la bielorrusa en una publicación en Twitter. “Entiendo toda la frustración y el sentimiento de injusticia que les ha producido y es abrumador.

¡A veces pasan cosas y necesitamos aceptarlas, adaptarnos y seguir moviéndonos! ”, Aseguró el director ejecutivo de Tennis Australia y organizador del torneo, Craig Tiley, quien se reunió telemáticamente con 500 jugadores para abordar sus preocupaciones.