Victoria Azarenka: Jugar una final es una bendición y una gran oportunidad



by   |  LEER 1832

Victoria Azarenka: Jugar una final es una bendición y una gran oportunidad

La bielorrusa Victoria Azarenka, exnúmero uno del mundo, logró su primera final de Grand Slam desde el 2013, al imponerse a la estadounidense Serena Williams en semifinales del US Open, por 1-6, 6-3 y 6-3, y después se mostró "agradecida" por jugar contra una campeona en esta ronda, porque para llegar a la final, hay que "ganar a las mejores"

Tras impedir que Serena iguale el récord de 24 títulos del Grand Slam de Margaret Court, Azarenka tendrá como rival a otra exnúmero uno del mundo, la japonesa Naomi Osaka, campeona del 2018, que como la bielorrusa hará el mismo número de apariciones (3) en el partido por el título.

"Estoy muy agradecida por haber podido jugar contra una campeona en la semifinal. El camino a la final requiere que ganes a las mejores jugadoras, y hoy definitivamente fue ese día", declaró Azarenka, de 31 años, en rueda de prensa posterior al partido.

También tuvo tiempo de bromear al relacionar la espera de los siete años para volver a disputar la final del Abierto de Estados Unidos al mencionar: "el siete es mi número favorito, así que supongo que debe serlo"

Azarenka extendió su racha ganadora a 11 triunfos seguidos desde que se reinició la competición tras la pandemia del coronavirus y ganó a Williams el duelo de jugadoras que han podido ser madres.

La bielorrusa es la única de las tres mamás que llegaron a cuartos que se mantiene en la competición, y su victoria es la primera que logra frente a la exnúmero uno estadounidense en un torneo de Grand Slam.

"Espero que esto inspire a las mujeres a perseguir sus sueños. Siento que no siempre puedes identificarte como una sola cosa, porque tenemos muchas cosas que podemos hacer en nuestras vidas. Una madre es lo más importante que puedo ser en mi vida, pero también soy jugadora de tenis, y luchadora en la cancha", subrayó Azarenka, madre de un niño.

La tenista bielorrusa, actual número 27 del mundo, reiteró que quiere perseguir sus sueños, e inspirar a su hijo. "Espero que las mujeres de todo el mundo sepan que pueden hacer cualquier cosa. Ser madre es lo más difícil, así que una vez que puedas equilibrar eso, puedes hacer cualquier cosa", añadió.

Respecto a la forma en la que decidió el partido tras la remontada que protagonizó, sin permitir a Serena que hiciera lo mismo después, tal y como sucedió en las dos finales anteriores del 2012 y 2013, "Vika" señaló que esta vez su madurez es mayor y ahí estuvo la diferencia.

"Sabía que nunca había terminado, y lo dije antes del partido. No pensé que había terminado, incluso cuando llegó el 5-3 en el tercero, ¡porque he estado allí antes!" agregó, recordando su derrota en la final del US Open de 2012 ante Williams, donde también lideró 5-3 en el set final antes de terminar subcampeona.

"Yo era joven. Mi ego era demasiado grande. Ahora es un poco más pequeño, y los resultados están llegando", valoró Azarenka, dos veces campeona de un Grand Slam. "Ella (Serena Williams) me metió en un gran hoyo en el primer set.

Tuve que escalar mi camino para salir de allí paso a paso, y estaba feliz de darle la vuelta, porque no fue fácil, seguro" Azarenka explicó que la clave del triunfo estuvo cuando mantuvo su mejor tenis al inicio del tercer set y logró el 'break' decisivo.

"Creo que es el trabajo diario que he estado haciendo para encontrar esa mente tranquila y combinarla con un cuerpo motivado, pleno de vitalidad, porque tenía que seguir moviéndome y trayendo energía.

No hay aficionados de la que sacar energía, así que tuve que darla ¡a mí misma!" La campeona bielorrusa, que ahora tiene una marca de 18-5 en los 23 enfrentamientos contra Serena Williams, también dijo que estaba muy ilusionada y emocionada de poder jugar la final contra Osaka, con la que ya se ha enfrentado tres veces y esta en desventaja de 1-2, pero está segura de que la historia será diferente en la gran final.

"Estoy muy emocionada de jugar con ella porque se suponía que íbamos a enfrentarnos hace dos semanas, en la final del Premier de Cincinnati", recordó Azarenka. "Va a ser súper divertido"

Azarenka anticipó que Osaka, de 22 años, ha alcanzado un gran nivel y recuperado su condición de campeona por la mentalidad con la que se actúa en la pista. "Juega increíblemente. Vi su semifinal un poco ante Jennifer Brady, y tuvieron algunos rallies increíbles.

Ella es súper poderosa, así que tendré que mantenerme fuerte y divertirme", anticipó Azarenka. "Jugar una final es una bendición y una gran oportunidad, así que la disfrutaré al máximo"