Victoria Azarenka: el tenis sin aficionados no tendría emoción alguna



by   |  LEER 13223

Victoria Azarenka: el tenis sin aficionados no tendría emoción alguna

La realidad ha cambiado, el tenis ha vuelto a cuentagotas con exhibiciones, como es el caso de Alemania, que presenta medidas de seguridad ante la pandemia de coronavirus, que ha pausado la actividad profesional, al menos hasta el 13 de julio.

La ex número uno del mundo, Victoria Azarenka, habló sobre su presente mientras se resguarda en casa ante la pandemia, además de analizar el regreso del tenis sin público, revelando también sus ganas de volver a competir, todo en una entrevista con Tennis.com.

"Llevamos muchos días que vivimos en una rutina constante y esto para la mente es muy complicado", dice de entrada la bielorrusa sobre su presente. "Sigo entrenando en casa para no perder la forma física ya que no sabemos cuando volverá el circuito.

Esto que estamos viviendo es muy desconocido y te genera mucha ansiedad. La motivación baja considerablemente, pero hay que aguantar como sea", añade. "Vika" también habló de su tiempo con su hijo Leo en casa, aprovechando cada instante que tiene con él mientras el circuito está suspendido.

"Llevamos confinados aproximadamente un mes los dos juntos y es increíble pasar tiempo con él. Parece que ha adquirido de su madre su capacidad de competir por todo. Siempre quiere ganar en los juegos. Es imposible jugar con él si no gana.

Para mí es un desafío ya que a mí también me gusta ganar y muchas veces tengo que fingir que pierdo con la única finalidad de que él pueda estar feliz", cuenta con cariño Azarenka.

Alemania ya ha dado muestras de cómo podría volver el deporte de la raqueta, con tapabocas, gel antibacterial, sin recogepelotas o jueces de silla, y a puerta cerrada, lo que analizó la ex número uno del mundo.

"Creo que el tenis sin aficionados no tendría emoción alguna, y muchos tenistas verían como su motivación iría para abajo. Muchos jugadores y jugadoras se vienen arriba cuando nota el aliento del público, pero sin ellos esto sería más complicado.

Siento que los tenistas somos como artistas que quieren demostrarlo todo delante de todos los aficionados. Para mí sería muy raro saltar a una cancha de tenis y no ver a nadie en las gradas, pero también es cierto que nuestros entrenamientos también son a puerta cerrada, así que sería cuestión de acostumbrarse", detalla.

"Con suerte y si la pandemia no se alarga diez años, podré jugar (risas). Siento que aún tengo muchas cosas que demostrar y simplemente tengo que buscar el equilibrio entre jugar al tenis y pasar tiempo con mi hijo.

Es un desafío mucho más grande que antes, pero siento que puedo hacerlo. Si no me viese con capacidad de poder hacerlo hubiese colgado la raqueta y me hubiese retirado definitivamente del tenis", cerró Victoria Azarenka en este encuentro.