San Luis Potosí, enredado en la novela del tenis federativo en México



by   |  LEER 2850

San Luis Potosí, enredado en la novela del tenis federativo en México

La Asociación Potosina de Tenis se la verá en figurillas - como decía la entrañable Mafalda hace 50 años - tan pronto llegue al epílogo la telenovela de la Federación Mexicana de Tenis.

Partícipe del conflicto a partir de su sometimiento a la satrapía del ex presidente Antonio Flores, y cómplices oficiales de los retorcimientos legales que llevaron a una guerra de secesión en medio de la peor crisis tenística mundial -con el Adria tour basta de ejemplo-, pronto la Asociación provinciana (APT) enfrentará -desde la ilegalidad- al poderoso nuevo Consejo de FMT que encabezan las personalidades que han posicionado el tenis azteca en el mundo.

Únicamente producto del temor ante la amenaza del ya olvidable Flores de quitar el Nacional Grado 1, principal activo tenístico de San Luis Potosí -cuna de al menos cinco mujeres campeonas en el circuito de clase mundial-, para llevárselo a su Metepec, (Edomex), la tesorera de APT no tuvo reparo en manipular a su Presidente, el famoso Tío Pancho, y adherirse “a la cargada” (fallida: 11 asociaciones contra 21) y terminar con el premio de secretaria de un Consejo espurio.

Y el NG1 se hizo, para peor desgracia aún. En el medio tenístico más sometido a Flores, la lectura del origen de todos los miedos de ATP se publicó en su momento así: “El presidente de la Asociación de Tenis de San Luis Potosí (sin mencionar su nombre) logró evitar que la entidad que representa perdiera la sede del Campeonato Nacional Infantil y Juvenil con un cuarto de siglo de historia con el respaldo incondicional de Olga Lidia Contreras”.

(Con esa sintaxis cualquiera diría que esa señora Olga es la que manda). Y luego: “Es tal la importancia del Campeonato Nacional Infantil y Juvenil que el mismísimo gobernador Juan Manuel Carreras López estuvo muy al pendiente de la gestión de Joel Armendáriz (Presidente APT entonces) para cumplir con los requerimientos que demandó la Federación Mexicana de Tenis”.

(Triste papel de un gobernador que se mete en asuntos de la Sociedad Civil). “En consecuencia las canchas del Racket Club por iniciativa de Luis Manzo, Vicepresidente de la APT (algo se olía el zorrillo de la publicación) fueron remodeladas, incluso pasó la charola entre los amigos de dicho club para que se diera este logro.

Se dio la integración del Club Campestre, cuyas instalaciones son de excelencia y se vieron mejoras en todas las sedes, sin dejar de reconocer que hay detalles que mejorar”. A punta de amenazas, el logro de conservar lo muy potosino (25 años) porque el sátrapa se lo quiere llevar.

Rendida incondicionalmente, la APT -sin calendario relevante en 2019- pasó de lo anodino al escándalo. Uno de los múltiples portales potosinos dedicados a promover el resentimiento social, publica el 28 de febrero del año en curso, apenas una semana antes del anuncio oficial del CO19 como amenaza planetaria: “Joel N.

(Nótese el desprecio implícito al imputado: “N” es término de nota roja) deberá atender una audiencia de formulación de imputación a persona en libertad, según citatorio que le fue radicado el 18 de febrero del 2020.

Joel N. es el protagonista de un escándalo que en San Luis Potosí los círculos empresariales, políticos, policiales y de clubes deportivos prefirieron callar (…) para evitar la revictimización en los círculos sociales de la aristocracia potosina”.

Lo que queda de esa aristocracia pulquera, como es usual, cerró filas con la a fin de cuentas agraviada familia del señor “N”, y el silencio mediático se hizo. No así el chismorreo a la podrida usanza.

El problema fue que, el hecho de que “N” haya renunciado a la presidencia de APT sin más, fue tomado como completa aceptación de la culpa. El primer vicepresidente del organismo, Luis Manzo López, ocupa la presidencia.

Y estalla la guerra contra el Covid19…y entre la satrapía mexiquense y 20 asociaciones comandadas por Mario Chávez, primer Vice de FMT, a la que se suman la personalidad cosmopolita de Raúl Zurutuza y la jovialidad también de mucho mundo de Alejandro Ortega, de Cancún.

Atrapada la APT, en la creencia de que todo seguirá igual y sus pactos con los mexiquenses aún tienen viabilidad, se hace cómplice de ilegales elecciones avaladas por una CODEME en extinción - para eso se creó el SINADE-, mientras que el 3 de julio, en Monterrey, NL, se lleva a cabo la genuina renovación de Consejo de la que hoy es presidente el regiomontano Chávez, con Zurutuza de Vice y Ortega de Relaciones Internacionales.

Enfrente, aún en pleito porque ITF no se ha pronunciado (el contacto en Londres afirma que a ellos no les va esta bolita), la espuria administración heredada por el gang de Metepec incluye a Luis Manzo López como segundo vicepresidente, de acuerdo con su lealtad “institucional”, según el ahora tiranuelo Carlos González, de la Asociación de Jalisco.

A una semana de realizadas las elecciones “de a deveras”, el silencio mediático ya cala y en San Luis Potosí peor. Está presente de nuevo el miedo, y en el caso potosino la franca cobardía.

Mucho se habló de que si Joe Biden gana en E.U. las elecciones de noviembre, le cobrará factura al Presidente de México por visitar a Donald Trump en época electoral. Guardando toda proporción ¿Una renovada FMT haría lo equivalente con el NG1 potosino por la abyección de sus asociados? La lista de agravios de la antigua Fede mexicana hacia San Luis Potosí ya acumula un buen, en paralelo a una total sumisión de la APT que ahora queda sin rumbo con la derrota de sus amos.

Aunque no hay que perder de vista que es probable que, en el colmo de la vergüenza para el tenis mexicano, el conflicto sea resuelto en tribunales. El tenis azteca, a la barandilla. Pero eso es otra historia… otra historia…