Rodrigo Pacheco Méndez, la gran esperanza y apuesta del tenis mexicano



by   |  LEER 483

Rodrigo Pacheco Méndez, la gran esperanza y apuesta del tenis mexicano

México está por cumplir 27 años sin un integrante dentro del top-100 en el ránking de la ATP, y los dirigentes parecen empeñados en prolongarla el mayor tiempo posible. En medio de la crisis que envuelve al "deporte blanco" nacional, se está desarrollando un talento que ha levantando una expectación inusual.

En Mérida, entrenando en el Crédito Real Tennis Center y bajo las órdenes del experimentado Alain Lemaitre, Rodrigo Pacheco Méndez, de apenas 15 años, sigue destacando tanto a nivel nacional como internacional.


Zurdo, flaco, espigado y con un gran revés, así describen a Rodrigo Pacheco. "Sueño con ser un top-10 del mundo", asegura el campeón nacional de su categoría. "Sigo muy de cerca a Rafael Nadal, es mi ídolo, es zurdo igual que yo.

Siempre quiere ganar, es muy competitivo, y así me gusta ser a mí", añade con ilusión y una risa, convencido de lo que quiere lograr en el circuito profesional. Pacheco Méndez le tomó el gusto al tenis debido a su papá, que es un fanático y lo impulsó a practicarlo desde muy corta edad: "Desde chico iba al Club Campestre, y a los 7 años mi coach me llevó un torneo a Campeche.

Iba a divertirme, pero me fue muy bien, gané muchos partidos y me empezó a gustar el tenis. Regresé a mi casa y quería meterme de lleno" "Estoy intentando ser un tenista profesional, a eso le estoy tirando, pero hay que trabajar todos los días para conseguirlo.

Siempre entreno con muchos entusiasmo para poder mejorar, esa es la clave, jamás darse por vencido", agregó. CON UN FUTURO MUY PROMETEDOR Rodrigo viene de ser tercer lugar en el Orange Bowl y fue invitado a participar en el torneo de los ocho mejores jugadores de su categoría a nivel mundial, teniendo que probar suerte en el extranjero por la falta de competencia en el país.

"La verdad hay muy pocos jugadores mexicanos que en verdad juegan bien al tenis. El hecho de que todos los torneos sean en altura, y a nivel profesional son a nivel del mar, eso le afecta a los jugadores. Necesitamos tener mejor pensamiento y mejor apoyo", explicó el juvenil, quien de paso aseguró que las diferencias con los jugadores extranjeros "pasa por la actitud, son más inteligentes y no se ponen nerviosos.

En el golpeo estamos parecidos" ¿Te gustaría volver a ver a un tenista mexicano dentro del top-100 de la ATP?