El tenista mexicano que ganó Wimbledon, sometió a Andre Agassi y las lesiones...



by   |  LEER 1298

El tenista mexicano que ganó Wimbledon, sometió a Andre Agassi y las lesiones...

Eduardo Vélez es sin lugar a duda el mejor tenista juvenil en la historia de México. El regiomontano apuntaba muy alto, inclusive saboreó la gloria al proclamarse campeón de Wimbledon a nivel juvenil en 1986, pero las lesiones acabaron con una carrera que parecía encaminada a la cima.

Todavía con el impulso que había dejado Raúl Ramírez en el "deporte blanco" nacional, Vélez sobresalió por encima de una generación que marcó una época.

Jorge Lozano, Agustín Moreno, Leo Lavalle, Luis Enrique Herrera y Pancho Macial destacaban, pero los reflectores apuntaron a "Lalo" En 1983 se coronó campeón del Orange Bowl, venciendo en la final a la leyenda estadounidense Andre Agassi, al año siguiente se proclamó campeón junior mexicano y posteriormente llegó a dos finales de Wimbledon, el torneo más importante a nivel mundial.

Ya pasaron más de tres décadas de aquellas hazañas y el regiomontano aún las recuerda con emoción: "ganar Wimbledon fue la mayor satisfacción de mí carrera, es algo que llevo dentro.

Recuerdo perfectamente el último punto ante el español Javier Sánchez, fue una gran experiencia que me ayudó a crecer como persona y jugador. Me abrió muchas puertas. Fue una experiencia inolvidable"

Vélez ya había derrotado en tres oportunidades a Agassi, quien ya era de los mejores del mundo a nivel profesional: "la más significativa fue en el Orange Bowl de 1983. Dos años antes había perdido la final, pero a Andre le gané en dos sets.

A la siguiente semana lo volví a vencer en Nueva York y después también le gané en un nacional de Estados Unidos. Ya a nivel profesional cuando él estaba en ascenso y era tercero en la ATP, ahí ya me ganó.

Me dio mucho gusto que él llegara lejos, me trae muy buenos recuerdos" El talento era innegable, pero el destino le jugó una mala pasada. Las lesiones aparecieron en su vida y poco a poco fue dejando sus sueños de lado: "No me arrepiento de nada de lo que logré, pero sí me hubiera gustado seguir y ver hasta dónde podía haber llegado.

Desafortunadamente tuve muchas lesiones, durante 1989 casi no jugué torneos. Me operé la rodilla izquierda, me recuperé y ese mismo año me lastimé la espalda. Me encontraron que la pierna derecha era más corta y eso me perjudicó.

Las lesiones interrumpieron mucho mi carrera. La lesión en la espalda volvió y ahí opté por retirarme, decidí seguir pero como entrenador" Eduardo Vélez llegó a ser el número dos del mundo de acuerdo al ranking de la ITF, pero el cambio al profesionalismo lo alejó de los primeros planos al no poder superar la barrera de los 200. Al fnal fueron únicamente cuatro años de carrera, pero una trayectoria junior envidiable.