Jannik Sinner, ovacionado en Milán por la Liga de Campeones: una emoción enorme



by LEONARDO GIL

Jannik Sinner, ovacionado en Milán por la Liga de Campeones: una emoción enorme
© Marco Luzzani / Fotógrafo autónomo

Jannik Sinner hizo historia al liderar a su país el pasado fin de semana en Copa Davis, donde el número cuatro del mundo ganó el último duelo ante Australia para dar a su país la segunda Ensaladera de Plata en su historia, primera en 47 años.

El transalpino de 22 años se ha convertido en el héroe nacional, y tras dar una de las mayores alegrías a su país, Sinner disfruta de unos días de descanso y de otras aficiones como su amor por el fútbol.

El número cuatro del mundo recibe el cariño de los suyos vaya a donde vaya y esta vez ha sido el mítico estadio San Siro donde ha sido ovacionado este martes en el duelo por Liga de Campeones entre el AC Milan y el Borussia Dortmund.

Sinner: aún me queda mucho trabajo por hacer

Sinner también se encontró con otra gran figura del equipo milanista, el sueco Zlatan Ibrahimovic, con quien sale en distintas fotografías.

El jugador transalpino concedió una entrevista a Sky Sport, donde habló de varios temas. "Los cánticos del público me producen una emoción enorme, no quiero ni describirla, y me dan una gran positividad.

Pero yo sólo estoy aquí para apoyar al equipo", confesó el mejor tenista italiano del momento. "Tengo veintidós años, estoy contento con este cariño, pero aún me queda mucho trabajo por hacer", añadió Sinner.

El reconocido entrenador italiano, Fabio Capello, también estuvo presente en el estudio durante la entrevista a Sinner, a quien dedicó palabras.

"Me ha encantado conocerte, eres una buena persona y muy humilde, y eso cuenta. Todos estamos contentos con lo que has hecho". Antes tales elogios, Jannik agradeció los reconocimientos. "Lo más importante es seguir siendo la misma persona.

No importa cuánto gane uno, siempre hay que seguir trabajando. Soy el número 4 del mundo y he ganado la Copa Davis, pero sólo quiero seguir trabajando y mejorando", finalizó Jannik Sinner.

Jannik Sinner