La estrella del tenis Naomi Osaka invierte en el Pickleball

Este deporte causa furor en los Estados Unidos y ya atrae a grandes nombres

by Leonardo Gil
SHARE
La estrella del tenis Naomi Osaka invierte en el Pickleball

Naomi Osaka ha decidido invertir en el Pickleball, como muchas otras estrellas del deporte y más allá. La estrella japonesa ha sido la deportista femenina mejor pagada del mundo durante tres años consecutivos, con unos ingresos estimados de 59,2 millones de dólares en 2022.

Incluso las estrellas de la NBA LeBron James y Kevin Durant lo hicieron. Entre los nuevos inversores también deberían estar Nick Kyrgios, el superagente de la NBA Rich Paul, el multimillonario Soichiro Minami y Matthew Pritzker, miembro de la multimillonaria familia Pritzker.

La Major League Pickleball, que contaba con ocho equipos para su temporada inaugural de 2021, creció hasta 12 en 2022, y añadirá otras 12 franquicias en 2023, a medida que el deporte se extiende rápidamente.

El pickleball, un deporte que a menudo se describe como una combinación de tenis, bádminton y ping-pong, se inventó en 1965 y ha ganado adeptos entre los adultos mayores porque sólo requiere breves ráfagas de carrera.

Pero en los últimos años ha atraído a muchos más aficionados. La Major League Pickleball era una de las tres ligas de pickleball que competían por jugadores, eventos y dólares, junto con la Professional Pickleball Association y la Association of Pickleball Professionals.

El 2022 de Naomi

No ha sido un 2022 para recordar para Naomi Osaka, que no ha logrado triunfar en ninguno de los torneos en los que ha participado. De hecho, la japonesa ocupa el puesto 41 de la clasificación mundial, muy lejos de los años dorados que la habían visto destacar en los Slams (cuatro, dos en el Abierto de Australia y dos en el Abierto de Estados Unidos) y, en consecuencia, liderar la clasificación femenina.

En 2021, tras negarse a asistir a la rueda de prensa posterior a su partido en Roland Garros por problemas de salud mental, decidió posteriormente no volver a participar en entrevistas. La japonesa volvió a hablar con los medios durante un programa la semana pasada y ahora, en cambio, ha publicado una reflexión en Net-A-Porter en la que habla de lo difícil que fue para ella enfrentarse a la prensa después de perder un partido.

Escribió: "Una de las partes más duras fue, justo después de una derrota, ir a la sala de prensa y hablar con los medios, responder a preguntas sobre por qué había jugado mal o qué podía haber hecho mejor, y que me preguntaran qué se siente al haber perdido el partido.

Ninguna de estas conversaciones es agradable, pero menos después de una derrota. Es como echar sal en la herida". Osaka ya ha sido número uno del mundo, ha ganado dos veces el Abierto de Australia y dos veces el Abierto de los Estados Unidos.

La nipona se ubica en el Top 50 de la WTA, pero será una gran oportunidad volver a jugar en Australia, donde aparece en la lista de inscritas, para volver a escalar a la cima del tenis.

Naomi Osaka
SHARE