Había llamado a una aficionada "borracha como una cuba": Kyrgios resuelve la demanda



by   |  LEER 1397

Había llamado a una aficionada "borracha como una cuba": Kyrgios resuelve la demanda

Nick Kyrgios ha pedido disculpas por lo ocurrido durante la final de Wimbledon. El australiano acusó a un aficionado presente en el partido, que perdió ante Novak Djokovic, de estar "borracho como una cuba"

El tenista, según publica el diario online theage.com, donó 20.000 libras a una organización benéfica tras una demanda derivada de sus palabras. El tenista australiano, que el pasado mes de julio jugó su primera y por entonces única final de individuales de su carrera en un slam, se había quejado al director del partido de que había un aficionado hablando durante los puntos y molestando así el juego del joven de 27 años de Canberra.

Después de que el árbitro le pidiera a Kyrgios que señalara a la aficionada que le estaba molestando, el australiano dijo lo siguiente: "La del traje, la que parece que se ha tomado unas 700 copas, hermano"

La transeúnte en cuestión era Anna Palus, que más tarde expresó que había sido difamada con una acusación temeraria y completamente infundada, por lo que inició un proceso judicial en agosto, declarando que cualquier indemnización obtenida por esta demanda tendría que ser donada a la caridad.

Un australiano dona 20.000 libras a una organización benéfica

Nick Kyrgios, en una entrevista con Knight Temple Law, se disculpó posteriormente con ella: "Le dije al árbitro que una aficionada, que ahora sé que es Anna Palus, me estaba distrayendo durante el partido pensando que estaba borracha.

Acepto que me he equivocado y le pido disculpas" El tenista continuó declarando a quién donó posteriormente el dinero para fines benéficos: "Doné 20.000 libras esterlinas a la Great Ormond Street Charity, que es una organización benéfica elegida por la señora Palus.

No haré más comentarios sobre este tema" En cuanto a su temporada deportiva, el australiano viene de un año excelente. Además de ganar el dobles en el Abierto de Australia con su amigo Thanasi Kokkinakis, con el que también jugará la final en Turín, Kyrgios ha encontrado cierta continuidad en los individuales, alcanzando su punto álgido con las dos grandes semanas en Wimbledon que le permitieron jugar la final contra Novak Djokovic, que luego perdió en cuatro sets.