¿Afectará al rendimiento de Carlos Alcaraz ser el número 1 del mundo?



by   |  LEER 1605

¿Afectará al rendimiento de Carlos Alcaraz ser el número 1 del mundo?

"Estoy muy contento de pasar a ser el no. 1 del mundo y crecer en ello", dijo Carlos Alcaraz tras ganar su primer Grand Slam y en Nueva York. Pero hay que crecer y adaptarse a la fama y a lo que ésta conlleva, y el adolescente esbozó una amplia sonrisa de oreja a oreja y dijo: "Es una locura para mí.

Nunca pensé que recibiría algo así a los 19 años. Todo ha llegado tan rápido" Nunca habría pensado en derrotar al noruego Casper Ruud en un Slam y ganar también el ranking.

A pesar de no ser su primer encuentro. Carlos y Casper se habían enfrentado el año pasado en Marbella, España, donde Carlos ganó en sets corridos en los cuartos de final. Hace apenas seis meses, el adolescente se impuso a Ruud en sets corridos en Miami para hacerse con el título.

Ahora fue en el U.S.Open para conseguir otro título sobre el noruego. Antes de Miami, Carlos tenía dudas sobre su victoria en un Major pero confiesa que "desde que gané Miami, sentí que podía tener un Grand Slam en mis manos"

La lucha por la regularidad y el dominio es real y entre los hombres en 2020, Dominic Thiem ganó el título y el año pasado fue Daniil Medvedev. Los dos jugadores de la ATP aún no han profundizado en un Grand Slam desde entonces.

Thiem se inclinó en la primera ronda del Abierto de Francia este año y Medvedev llegó a la cuarta ronda en el francés, no jugó Wimbledon y se inclinó en los octavos de final de este U.S.Open.

¿Cómo le irá a Alcaraz en la cima del ranking?

Carlos Alcaraz destaca entre el resto por ser el más joven, pero contesta que hay veces que eso no es tan bueno para jugar. "En Montreal y Cincinnati...

perdí un poco la alegría por la presión. No pude sonreír en la cancha. Estoy haciendo cada partido y cada torneo..." . En el Abierto de Canadá, Carlos se inclinó en la primera ronda, algo que no está especialmente acostumbrado a hacer.

En Cincinnati llegó a los cuartos de final, pero no estaba satisfecho con su actuación allí. Quería que el Abierto de Estados Unidos fuera diferente y sacude la cabeza y dice sonriendo: "He venido a disfrutar"

Alcaraz no mira dónde o cuándo son los partidos o los torneos, sino si realmente puede pasarlo bien jugándolos. Tendrá que evolucionar en este nº. 1 y puede que las cosas no sean iguales para este joven de 19 años de El Palmar, España.

Los patrocinios, las sesiones de fotos y todo lo que conlleva ser el núm. 1 influirá en la vida del joven español. "Voy a volver a trabajar duro después de estas dos semanas increíbles.

Voy a luchar por la mitad más de esto", subraya. Pero, sobre todo, Carlos Alcaraz quiere sentirse bien cuando juega. El tiempo dirá si el adolescente español puede soportar los amargos junto con los dulces de ser el jugador op del mundo.

De lo único que está convencido Carlos es de que "he conseguido el trofeo porque he sido feliz en la pista"