La nueva provocación lanzada por Stefanos Tsitsipas hacia Nick Kyrgios



by   |  LEER 1290

La nueva provocación lanzada por Stefanos Tsitsipas hacia Nick Kyrgios

Esta vez no fue Nick Kyrgios quien perdió la concentración y la calma, sino su rival. Un aspecto paradójicamente extraño dado que el australiano se ha acostumbrado a lo largo de su carrera a hacerse protagonista de al menos una protesta en casi todos los partidos, en varios casos condicionando todo el partido no a su favor.

La capacidad de entender la dirección que estaba tomando el partido y de mantenerse lúcido puso la inercia de su lado en esta circunstancia, luego supo explotarla y cerrar en cuatro sets. El australiano se impuso en un partido realmente intenso a Stefanos Tsitsipas en la tercera ronda de Wimbledon, continuando así su aventura en la segunda semana del torneo de Grand Slam.

El aspecto más increíble que hay que analizar es cómo el griego perdió la cabeza en el tercer set, enviando una pelota hacia la grada y arriesgándose realmente a golpear a alguien. No sólo eso, después del episodio cambió su enfoque para apuntar al cuerpo del jugador de 27 años durante los intercambios, en lugar de encontrar una manera de romper el ritmo de su rival y ganar.

La polémica entre los dos continuó a distancia en la cancha y tras el final del partido: ambos se acusaron y provocaron mutuamente en una rueda de prensa. La situación parece estar lejos de terminar; también se esperan medidas disciplinarias, que podrían incluir una multa tanto para el australiano como para el ateniense.

La nueva publicación de Tsitsipas

Tsitsipas, autor a lo largo de los últimos años de actos que han suscitado nuevas polémicas (el ejemplo del coaching), no ha digerido aún y comenzado a borrar la derrota en la hierba londinense y ha seguido apuntando a Nick.

Un profundo mensaje dirigido precisamente a Kyrgios por el jugador griego apareció en las redes sociales: "Dale a un hombre una máscara y se convertirá en su verdadero yo. [Dale a un hombre una máscara y se convertirá en su verdadero yo", comentó.

En principio parecería una frase inocua, como las otras que el joven de 23 años comparte en Twitter, pero el significado es preciso.

De hecho, la inscripción es la protagonista de un nuevo tatuaje realizado por el propio oriundo de Canberra hace algún tiempo.