La odisea de Ashleigh Barty para llegar a Estados Unidos



by   |  LEER 2970

La odisea de Ashleigh Barty para llegar a Estados Unidos

“Todavía existen demasiados riesgos asociados con la propagación de Covid-19. Nunca querría meterme en problemas a nadie de mi equipo ni a mí mismsa”. El año pasado Ashleigh Barty prefirió no salir de Australia y no poner en riesgo su salud y la de su equipo.

La elección del número uno en el ranking de la WTA tuvo el efecto de mantener a Barty fuera de la cancha durante aproximadamente un año; antes del regreso oficial al Yarra Valley Classic en febrero pasado.

La campeona australiana ganó su primer torneo disputado tras un año de inactividad y alcanzó los cuartos de final del Abierto de Australia, pero ahora es el momento de hacer las maletas y dar la vuelta al mundo.

Barty dejó su país por esto y llegó a Miami, pero el viaje resultó ser mucho más difícil de lo esperado.

El largo vivido por Barty para llegar a Miami

"Fue muy largo, fueron unas 48 horas de viaje", explicó Barty en una conferencia de prensa.

"Lo que debería haber sido un vuelo normal, de Brisbane a Sídney, de Sídney a Los Ángeles y luego de Los Ángeles a Miami, generalmente un viaje bastante fácil, no fue en absoluto.

Tuvimos una cancelación del vuelo que salía de Australia, luego otra cancelación cuando llegamos a Los Ángeles. Fue un gran problema. Ahora estamos aquí. Es duro tener que jugar al tenis con cansancio después de un viaje como este, hace tiempo que no lo hago.

Sin embargo, espero sentirme bien después de un día libre y estar lista para comenzar el torneo. Es bueno volver a competir, hacer lo que amo. Más aún en un torneo del que tengo tantos buenos recuerdos.

Esta semana para mí hace un par de años fue una de las mejores de mi carrera, logrando expresarme a un alto nivel durante la duración de la competencia. No puedo esperar para desafiarme a mí misma una vez más para intentar encontrar ese tenis”.

En el Miami Open, Barty se enfrentará al ganador del partido entre Kristina Kucova y Hailey Baptiste en la segunda ronda.