La conmovedora carta de Frances Tiafoe a Arthur Ashe



by   |  LEER 1522

La conmovedora carta de Frances Tiafoe a Arthur Ashe

Frances Tiafoe siempre ha estado comprometida con la lucha contra todas las formas de discriminación. El tenista estadounidense ganó el premio humanitario ATP con el nombre de Arthur Ashe en los Premios ATP 2020 y quiso dedicar una conmovedora carta a uno de sus más grandes ídolos.

Tiafoe le escribió a Arthur Ashe, quien ha ganado 44 títulos ATP en su carrera, incluidos tres torneos de Grand Slam, y alcanzó la segunda posición en el ranking mundial. Además de sus logros en la cancha de tenis, Ashe también es recordado por su gran contribución al voluntariado y ayudar a los necesitados.

La carta de Tiafoe a Arthur Ashe

"Querido Arthur, no tenía mucho cuando crecí. Mis padres son inmigrantes procedentes de Sierra Leona. Mi padre era el conserje de unas instalaciones de tenis en Maryland, y tuve la suficiente suerte como para estar cerca de este deporte desde que era muy joven, incluso cuando no tenía el dinero o las oportunidades de otros niños.

Nada de eso me detuvo para soñar a lo grande. Fui al límite cada día con una enorme sonrisa en mi rostro. Aquí estoy, a mis 22 años, y acabo de enterarme que he ganado el Premio Humanitario Arthur Ashe.

Ese niño con grandes sueños ahora tiene su nombre asociado al tuyo. Es una locura. Pero sé que esto no es solo un premio. Es un honor brutal y una enorme responsabilidad. Ya no soy únicamente ese prometedor niño que sonríe mucho.

Ahora sé que debo mantener viva la llama y marcar la diferencia en este mundo. Este año, mi novia y yo hicimos un vídeo llamado 'Raquetas abajo, manos arriba' para generar conciencia sobre las injustas muertes de muchos afroamericanos en los Estados Unidos.

Fuimos capaces de conseguir que muchos jugadores negros se involucrasen, desde Serena Williams y Coco Gauff hasta Gael Monfils y Jo-Wilfried Tsonga. Quería que la gente supiese que todo el mundo importa. No importa quién eres, de dónde vienes o cuál es el color de tu piel.

Todo el mundo tiene la oportunidad de ser alguien especial. Fui uno de esos niños que no tenía muchas posibilidades de llegar lejos. Ganar este premio es simplemente un recordatorio de que, ya que estoy aquí, necesito dar todo eso de vuelta y ayudar a la próxima generación.

No tuve la suerte de estar alrededor tuyo mientras mostrabas tu magia, pero sé que fuiste más allá del tenis. De hecho, ¡podrías haber sido Presidente! Hubo algo que una vez dijiste que se me quedó guardado para siempre: 'De lo que recibimos, podemos ganarnos la vida; con lo que damos, sin embargo, creamos una vida'

Es algo profundo. Nada de lo que hiciste fue simplemente para ti. Eras primero persona, y luego atleta. Siempre se trataba de ayudar a los demás. Eso me inspira verdaderamente. Una de las cosas más increíbles sobre ti es que todo el mundo conoce tu trabajo a la hora de hacer el mundo un lugar mejor.

¡Pero ganaste Grand Slams, hermano! Ojalá pudiese coger tu cabeza para averiguar cómo fuiste capaz de ser tan exitoso en la cancha mientras que eras un ser humano tan increíble. Sé que poner ambas cosas en la balanza no es fácil, especialmente contigo como modelo.

Una de las cosas más importantes que he aprendido es que no puedes alcanzar las expectativas de otras personas. Tienes que pelear para ser la mejor versión de ti mismo, ser tu mayor crítico. Creo que eso me ayuda a sentirme más cómodo en mi propia piel.

Sé que lo estoy dando todo, dentro y fuera de la pista. Si miro más allá, sé que hay un reloj en mi carrera. No puedo jugar al máximo nivel para siempre, pero viviré durante muchos años una vez cuelgue la raqueta.

Es una pena que no estés aquí y que no pueda conocerte, pero descansa tranquilo: todavía marcas la diferencia. Por eso sé que es importante tener objetivos más allá del deporte. No somos simplemente deportistas.

Somos seres humanos. Hay vida más allá del tenis. Creo, sinceramente, que en los últimos años he encontrado mi verdadero propósito. Me di cuenta de que soy un afortunado por poder hacer que mi familia no sufra económicamente.

Empecé a pensar: sé que estoy listo, que mi familia está bien. Pero, ¿acaso la vida no es mucho más que eso? ¿Qué pasa con esos jóvenes que están donde yo estuve hace no tanto? Hace diez años pensé que sería increíble simplemente ver en persona el estadio al que le dieron tu nombre en el Us Open.

Simplemente caminar hacia la Arthur Ashe hubiese sido increíble, olvídate de jugar y competir allí. Todavía recuerdo algunas lágrimas cuando en 2014 jugué en el Madison Square Garden.

Era un chico de 16 años de College Park, Maryland, el hijo de dos inmigrantes, ejerciendo de telonero de Novak Djokovic y Andy Murray en el pabellón más famoso del mundo. ¿Te acuerdas de la locura que hubo aquí cuando te enfrentaste a John McEnroe? Dos años después llegué a los cuartos de final del Open de Australia y lo celebré a lo LeBron James.

Este hombre es uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto y me comentó en mi Instagram. ¿Acaso no es una locura? ¡Es uno de mis ídolos de la infancia y sabe quién soy! Esas cosas me inspiran.

He conocido a niños pequeños que han venido a decirme que quieren ser como Frances Tiafoe. Cada vez que eso ocurre, siempre me veo superado. Justamente por eso es por lo que esto significa mucho más que darle estabilidad a mi familia para toda la vida.

¿Qué pasa con esos jóvenes? Quiero ayudarles a que escriban sus historias, por primera vez. Si hay niños ahí fuera que piensan que no pueden alcanzar sus sueños, yo quiero cambiar eso.

Creo firmemente que el éxito está en cada uno. Quiero hacerles ver una imagen que no creían que fuese posible. Quiero que consigan que esa imagen pase a ser la realidad. Nos mostraste el camino, y ahora quiero continuarlo.

Quiero ayudar a que estos chicos entiendan que deben encontrar su pasión, y que a partir de ahí se obsesionen y sueñen con ella. Yo encontré la mía y consigo vivir mi sueño cada día.

Pero lo más importante es que quiero que, en primer lugar, sean buenas personas. Siempre trataste a todo el mundo con mucho respeto. Quiero que eso siga estando ahí generaciones después. Si dentro de unos años la gente dice que Frances Tiafoe fue una magnífica persona y luego un gran deportista, seré muy feliz.

Obviamente, también quiero que la gente me recuerde como un gran tenista. No quiero ser uno de esos que fue un buen tenista y quedó en el olvido. Quiero el paquete completo, dentro y fuera de la cancha. Tuve la suerte de tener en mi vida a tipos como tú, que demostraron que eso es posible.

Sé que tengo que seguir trabajando cada día. Tengo la suficiente suerte como para ganarme la vida. Ahora, es momento de dar vida. Cumpliste tu parte con el mundo, de sobra. Te prometo que yo cumpliré la mía. Sinceramente, Frances"