Flashback de Madrid: Andy Murray se impone a Roger Federer para llegar a la final



by   |  LEER 674

Flashback de Madrid: Andy Murray se impone a Roger Federer para llegar a la final

El 18 de octubre de 2008, Andy Murray derrotó a Roger Federer 3-6, 6-3, 7-5 en la semifinal de Madrid, avanzando a la segunda final consecutiva de Masters 1000 después de Cincinnati. El británico había perdido las primeras cuatro semifinales de Masters 1000, que cambiaron en Cincinnati 2008 cuando derrotó a Ivo Karlovic antes de imponerse a Novak Djokovic por la primera corona en ese nivel.

Dos meses después, Andy se aseguró un lugar en otra final de Masters 1000 en Madrid, superando al no. 2 y el campeón de 2006 y finalista del año pasado, Roger Federer. Fue solo el quinto encuentro entre Murray y Federer, considerando que su primer choque se produjo en Bangkok tres años antes.

El británico consiguió la tercera victoria gracias a una mejor actuación en las últimas etapas, recitando los últimos tres partidos para avanzar al duelo por el título ante Gilles Simon.

El joven entregó furor desde el saque, lanzó 14 aces y se llevó el 85% de los puntos en el primer servicio, defendiéndose de dos de tres oportunidades de quiebre para mantener la presión sobre Roger.

El suizo aprovechó ese break en el primer set y tuvo que profundizar en sus juegos, defendiéndose de siete de las nueve oportunidades de quiebre y fallando en igualar los números del rival al final. Por lo tanto, Roger perdió la oportunidad de llegar a la tercera final consecutiva en Madrid y luchar por el último título bajo techo en este evento antes de cambiar a arcilla a partir de 2009.

Andy tuvo más ganadores, menos errores no forzados y más errores forzados, dominando a Roger en los rallies más cortos y manteniéndose en contacto en los más extendidos para sellar el trato y permanecer en el camino del título.

Necesitaron 12 minutos para completar los primeros cinco juegos con una sólida actuación de los sacadores antes de que Roger forzara un error de Andy para forjar una oportunidad de quiebre en 3-2. Murray repelió ese pero no pudo hacer lo mismo con el siguiente, sumando un error de derecha para sufrir un quiebre y empujar a Roger 4-2 al frente.

En Madrid 2008, Andy Murray derrotó a Roger Federer para llegar a la final

El suizo se defendió de una oportunidad de quiebre en el siguiente con un servicio ganador, cerrando el juego con otro para cimentar la ventaja y concluyendo el primer set con un turno de saque en cero en 5-3 después de solo 31 minutos.

El británico tuvo que encontrar algo extra en la devolución en el set número dos para mantenerse en la contienda y lo hizo en el cuarto juego, dominando el servicio del rival y anotando un quiebre con un ataque bien construido que lo mandó 3-1 arriba.

Murray confirmó la ruptura con un revés ganador, entregando otro turno con el saque para moverse 5-2 al frente y asegurando el set con tres ganadores en el noveno juego para enviar el encuentro a un decisivo.

El británico entró desde el set número dos, tomó la pelota temprano y dejó caer solo cuatro puntos con el servicio, listo para más en la parte final del choque. Aún así, Federer fue quien hizo el primer golpe después de una volea floja de Murray en el segundo juego, creando una oportunidad de quiebre de que Andy se defendiera con un ataque rápido, ganando impulso y creando tres oportunidades en la devolución en el siguiente juego.

Federer borró aquellos con tres ganadores, trayendo el juego a casa y obteniendo un impulso enorme antes del juego de devolución que podría haber resultado ser problemático para Andy después de todas las posibilidades que desperdició.

En lugar de eso, Murray sumó cuatro ganadores de servicio para nivelar el marcador en 2-2 y obtuvo una oportunidad de quiebre en el siguiente, desperdiciándola cuando su revés aterrizó largo pero se mantuvo en el camino correcto después de cuatro ganadores más en el juego seis que lo mantuvieron igulados en 3-3.

Federer aguantó con facilidad en el séptimo juego y creó una ventaja de 30-0 en la devolución en el siguiente, fallando un golpe de derecha que podría haberle dado dos oportunidades de quiebre.

Al final, Andy cerró el juego para permanecer en el lado positivo del marcador e igualó el resultado en 5-5 después de un as en el juego diez, cambiando la presión de nuevo a la parte de la red de Roger.

El suizo envió un golpe de derecha en ese undécimo juego para ofrecer a su oponente dos oportunidades de quiebre, salvando las que antes de que Andy convirtiera el tercero después de forzar un error del no.

2. El británico obtuvo la ventaja y selló el trato cuando Federer falló un revés en el juego 12 para avanzar a la segunda final consecutiva de Masters 1000. Esta derrota arruinó las posibilidades de Roger de terminar como el no.

1 por quinto año consecutivo, lo que permitió a Rafael Nadal llevarse el honor por primera vez a pesar de perder un choque épico contra Gilles Simon el mismo día.