Gestos de gigante: Schwartzman pasó la tarde con reclusos en su país


by   |  LEER 755
Gestos de gigante: Schwartzman pasó la tarde con reclusos en su país

Uno de los jugadores más queridos del circuito profesional de tenis, de esos que casi es local a donde vaya y que ha regalado un día muy especial a los reclusos del penal de San Martín esta semana, se trata de Diego Schwartzman, quien compartió con los integrantes del equipo de rugby Espartanos, quienes cambiaron su uniforme y su pelota de cuero por una raqueta y una pequeña pelota de tenis esta semana.

“Conocí la propuesta hace un par de semanas y acepté enseguida. Me gustó interactuar, escuchar sus historias y sus realidades. Está a la vista lo importante que esto es y cómo los ayuda a reinsertarse.

Es un proyecto hermoso y sirve mucho que tanto yo como cualquier deportista pueda venir a dar una mano”, detalló el número actual 24 de la ATP. Detrás de los enormes muros y la gran seguridad del centro, una cancha de césped artificial recibió improvisadas redes, raquetas y pelotas para hacer creer por un momento que todos estaban en plena clase de tenis en algún lugar del mundo, sí, una cátedra con Schwartzman, quien fue recibido entre bromas, pero como un héroe entre infinitos aplausos por los integrantes del equipo de rugby.

La cancha del Pabellón número 7 de la Unidad 48, en el complejo penitenciario de San Martín, tuvo colas para pelotear con el tenista. “Pensábamos que eras más grande”, fue una de las frases que le soltaron al Peque, quien siguió las bromas, un lindo día donde la marca que patrocina al tenista argentino repartió camisetas de tenis, mientras que el equipo de rugby le regaló una de Espartanos a Schwartzman, quien la lució con orgullo apenas la recibió.

“La visita del Peque es como un día más de libertad, hace sentir a los chicos como que están afuera, porque no tienen una chance así todos los días. Los ejemplos que nos cuentan los deportistas como él nos hacen bien, nos ayudan a superar la vida que llevábamos y a poder cambiar para progresar y salir de acá como mejores personas”, contó Marcelo, quien juega en el equipo de rugby desde hace dos años y que sigue en él a pesar de que ya está fuera del centro penitenciario.

Detrás del deporte hay grandes historias de renovación, crecimiento y transformación del ser humano, ese que brinda nuevas oportunidades para cambiar vidas. Una historia de Clarín Deportes.