Alejandro Davidovich: Es de locos cómo en un año cambia el juego de una persona



by   |  LEER 1206

Alejandro Davidovich: Es de locos cómo en un año cambia el juego de una persona

Hace apenas un año, Alejandro Davidovich Fokina estaba celebrando la primera clasificación de su carrera al cuadro final de un Grand Slam. Como No. 133 del FedEx Ranking ATP emprendió una aventura en Roland Garros 2019 que terminó en el partido inaugural frente a Jordan Thompson.

Desde entonces, el escenario ha cambiado por completo. Tanto que este martes festejó su quinta victoria de la temporada en un Grand Slam, tras derrotar a Harold Mayot por 7-6(5), 6-3, 7-5 en 2 horas y 45 minutos. El español ha cambiado su rol por completo desde aquel debut en París el pasado curso.

Esta vez en primera ronda era él quien portaba el cartel de favorito. No sólo por la distancia frente a su rival en el ranking, consolidado ya en el Top 70 frente al No. 412 del francés, sino por la cantidad de encuentros acumulados en este tipo de torneos.

“Lo hablaba con mi entrenador. Es de locos cómo en un año cambia el juego de una persona”, admitió Davidovich sobre su evolución en tan poco tiempo. “La verdad que ha sido un partido muy duro, en unas condiciones bastante complicadas por la lluvia.

Mayot juega muy bien, es un chico joven y seguramente tenga mucho potencial que enseñar en un futuro. He hecho mi juego, he intentado hacerlo lo mejor posible y así me he llevado el partido”. Davidovich eleva su récord de partidos en Grand Slam a un saldo favorable de 5-3.

Su experiencia en los cuadros principales se inició en el Abierto de Australia, donde llegó a segunda ronda (p. con Diego Schwartzman). Tuvo continuidad en el US Open, donde firmó los octavos de final (p.

ante Alexander Zverev). Y en Roland Garros ha confirmado su regularidad ganando en su estreno. “Nuestro principal objetivo era crecer como jugador, como persona e ir evolucionando mi juego, más que ganar partidos en Grand Slam, porque también podría ganar en Masters 1000 y aún no lo he hecho”, apuntó el español.

“La expectativa es cero, voy a seguir haciendo mi juego, seguir creciendo y cogiendo experiencia”. Después de una gran gira americana en el regreso del ATP Tour tras la pandemia por COVID-19, mantuvo su buen nivel en el desembarco en tierra batida en el ATP Masters 1000 de Roma.

Superó los tres partidos de la fase previa (Londero, Sugita y Moutet), aunque no pudo pasar de la primera ronda ante Dusan Lajovic. En París volvió a ganar un encuentro sobre arcilla, algo que no lo graba desde el pasado mes de febrero en Santiago (Chile).

Lo hizo en un duelo en el que terminó con 40 golpes ganadores y 5 breaks convertidos en 9 oportunidades. Davidovich se enfrentará en segunda ronda al favorito No. 13 Andrey Rublev, reciente campeón en el Hamburg European Open.

El ruso protagonizó una espectacular remontada frente al americano Sam Querrey por 6-7(5), 6-7(4), 7-5, 6-4, 6-3 en tres horas y 17 minutos. “Rublev viene con buenas sensaciones, tras ganar en Hamburgo. Aquí las condiciones son muy difíciles.

Por ello creo que habrá bastantes sorpresas en este torneo”, señaló sobre su siguiente partido en París, donde intentará seguir sumando victorias en el mejor año hasta ahora de su carrera.