El Peque Schwartzman no la ve llegar: Hago todo, pero es la realidad, no me sale nada



by   |  LEER 2761

El Peque Schwartzman no la ve llegar: Hago todo, pero es la realidad, no me sale nada

Diego Schwartzman no le ve la vuelta a este momento para el olvido que atraviesa. El tenista argentino acumula fracaso tras fracaso, y cada vez luce más lejana la posibilidad de terminar el año dentro del ‘top-ten’ de la ATP.

Sin embargo, el actual número diez del mundo asimila su realidad, aunque no sabe bien qué es lo que está fallando: “La realidad es que las expectativas que tenía para esta gira no se han hecho realidad, más bien todo lo contrario, vienen siendo muy malas.

Estoy jugando mal, que es otra realidad: jugando así es muy difícil ganar. La realidad, a día de hoy, es que todos los estilos de juego me están costando y no le encuentro la vuelta”. "Vengo entrenando y haciendo todo lo que está a mi alcance para volver a reencontrarme con lo que pude hacer en estos últimos años: ganando muchos partidos, siendo regular.

Sin embargo, he entrado en una ola en la que entro a la cancha y las cosas no me salen. Está complicado, no encuentro respuestas dentro de la pista, y los resultados están a la vista. Con distintos estilos de jugadores, pero viene pasando lo mismo: rápidamente estoy abajo, cometiendo errores, jugando mal y pierdes.

Es la realidad. Es lo que me está pasando. Voy a seguir haciendo lo que hice siempre. Por ahora, la gira es muy mala y lamentablemente se va estirando", añadió el jugador de 28 años. Sobre las sensaciones con las que llegará a Roland Garros, indicó: "Me tengo que agarrar a todo, porque no tengo mucho de lo que quejarme en estos tiempos.

Hago lo que me gusta y lo hago bien, más allá del momento. Es mucho más lo bueno que me pasa en mi vida que perder un par de partidos. Es una racha muy mala, en la que estoy jugando muy mal, pero espero salir temprano.

Si me siento bien, tengo muchas cosas a las que agarrarme. Si a alguien en el trabajo las cosas no le salen y al de al lado le salen mejor, empiezas a cambiar las cosas, luego vuelves a lo mismo... las semanas se van repitiendo, son muchos meses viajando, sin poder tener esa libertad que todos anhelamos.

Hay poco de lo que quejarse, pero siempre y cuando me sienta un poco mejor a la hora de llegar a los partidos. Trataré de demostrar más en Roland Garros" ¿Crees que le está pesando al “Peque” la responsabilidad de ser un top-ten?