Thiago Tirante: Siempre me gustó mucho Nadal, hasta que empecé ver a Delpo



by   |  LEER 865

Thiago Tirante: Siempre me gustó mucho Nadal, hasta que empecé ver a Delpo

Entre los competidores que participarán por primera vez del cuadro principal individual del Argentina Open 2021, Thiago Tirante posee, como todos, un lazo más que especial. Uno que se remonta hacia su infancia, cuando sus aventuras con la raqueta eran aún un prometedor mundo de sueños.

En su caso, la introducción al deporte venía desde antes que empezara a caminar, incluso. “Mi abuelo tiene un club de tenis con dos canchas en La Plata. Mis dos tías son entrenadoras y me inculcaron todo el tenis desde chico”, confiesa Tirante que vivió allí hasta los 5 años con sus padres.

“A los 9 meses, ya agarraba la raqueta y la arrastraba”. El jugador oriundo de la ciudad de las diagonales tiene varios referentes. Extranjeros y locales, y los nombra: “Siempre me gustó mucho Nadal.

Hasta que empecé ver a más a Delpo, me identifico con él. Hasta en su forma de ser”, confiesa. A los 19 años, el ex número uno mundial sub 18 y actual 520° del mundo en profesionales, empresa organizadora del Argentina Open, está más que seguro de haber elegido al tenis sobre el fútbol cuando debió tomar esa decisión.

En cuanto al ATP, sus recuerdos del certamen datan de hace bastantes años, cuando como un juvenil lleno de expectativas solía asistir al torneo en tanto espectador y esperaba dar un vistazo en primera persona de alguna estrella.

Por lo que es seguro afirmar que está más que listo para esa incursión estreno. “Es un torneo hermoso. Tengo muchas ganas de jugarlo y ver qué pasa. Estoy preparado para todo”, admite Tirante, quien es representado por Tennium, empresa organizadora del Argentina Open.

¿Cuáles son sus expectativas antes de saltar a la cancha y desplegar todo su prometedor juego? “Me hizo bien venir los años anteriores al torneo. Este año no hay gente, pero me gusta mucho jugar en casa.

Voy a dar lo mejor de mí”, responde con la ilusión intacta. Desde mañana, la chance lo estará esperando.