Diego Schwartzman: La gente que está mi lado encontró la forma para ir creciendo



by   |  LEER 759

Diego Schwartzman: La gente que está mi lado encontró la forma para ir creciendo

Antes de comenzar a competir en el torneo más relevante de su carrera, Diego Schwartzman se tomó un tiempo para repasar la constante evolución que ha podido transitar los últimos años. “Me pude mantener, cada año mejorar algo en el ranking, en el juego, en la forma de entrenar o lo que sea”, describió y, como siempre, le dio el crédito pertinente a los integrantes de su equipo de trabajo.

“La gente que está al lado mío fue encontrando la forma para que crezca y no me estanque. Cuando empezaba no me imaginaba… Cuando estábamos jugando los Futures estábamos pensando cómo poder viajar con un entrenador, poder viajar con el mejor entrenador de la Academia, era un problema económico.

No tenía ni idea. Al Masters veía que lo jugaban cuatro, dos, tres argentinos cada año. No me imaginaba el crecimiento que tuve. A medida que fueron pasando los años fui dando pasitos, sí fui creyendo que podía mejorar un montón de cosas más” Si hay una parte de su juego que más lo satisface al ‘Peque’, la mejoría en su condición física seguro pica en punta.

De hecho, Schwartzman mejoró en todos los registros físicos y técnicos en los últimos cuatro años, junto a su preparador Martiniano Orazi. ¿En qué situación puntual de los partidos lo advierte? “Cuando empiezo a tener una seguidilla de partidos, siento, como me pasó en Roland Garros: que puedo jugar cinco horas y salgo de la cancha como si nada.

Lo noto cuando entro en ritmo y alcanzo mi mejor nivel y veo cómo puedo trasladarme y moverme, pegar pelotas en cualquier punto de la cancha donde estoy cómodo y no estoy sintiendo debilidad en el juego”.

Este presente destacado no fue tal desde un inicio, pero en el camino el argentino aprendió a potenciar sus habilidades y mitigar sus carencias: “Cuando sos más chico y vas creciendo, decís: 'Bueno, que no me tire para acá porque por este lado me cuesta mucho'

Vas sintiendo esas mejorías en los peloteos, en los cambios de direcciones. Te ves en repeticiones de partidos y decís: 'Qué bien que estoy haciendo esto' Entonces, sí, te das cuenta que vas creciendo. Pero a la vez, cuando sos competitivo, es como que no te conformas”.