Federico Coria: Estoy viviendo un sueño y no me quiero despertar



by   |  LEER 1001

Federico Coria: Estoy viviendo un sueño y no me quiero despertar

Federico Coria cerró los ojos, levantó los brazos y enseguida señaló a la tribuna donde estaba su equipo. Una montaña rusa de emociones invadieron al argentino de 28 años que en su debut en Roland Garros se dio un gran gusto: pudo ganar un tan añorado partido tras dejar atrás al taiwanés Jason Jung 7-5, 7-6 (6) y 7-6 (3) en tres horas y media para avanzar a la segunda ronda en París.

“Todo es una locura, ya estar acá.. Estoy viviendo un sueño y no me quiero despertar”, contó. “Fue un desahogo tremendo. Sentí presión porque en Roland Garros era especial, sentí que tenía una buena oportunidad.

Pero hice las cosas bien y en el tenis hay cuatro Mundiales y este es uno y hoy había que ganar como sea y lo hice”, describió el No. 98 del mundo. Coria, quien estrena su mejor posición esta semana como, prevaleció en un disputado encuentro en el que ambos jugadores entregaron oportunidades.

De hecho, el argentino se recuperó de quiebres en contra en las primeras dos mangas antes de quedarse con ambos sets. En la manga final, Coria inició con un quiebre inicial, antes de que Jung volviera al encuentro para estirar el cierre a un tie-break, donde Coria fue más inteligente, se puso sólido en su juego y aprovechó los nervios del rival.

“Hoy fue bastante sufrido el partido, había muchísimos viento y era difícil agarrar confianza y no tuve muchas buenas sensaciones”, reconoció el ganador. “Pero venir acá, poder jugar y ganar, es todo muy loco.

El destino me va poniendo oportunidades, el tren no pasa seguido y ahora estoy en ‘las buenas’ y lo estoy viviendo así”, contó. Para Coria no es un triunfo más, es un partido que le despierta recuerdos de los más profundo de su ser.

“Quiero disfrutar de esto: en este momento estoy abajo de la Suzanne Lenglen y me acuerdo cuando en esta cancha, con 12 años, estaba viendo a mi hermano Guille y me hizo pelotear 5’ con el… y ahora me toca estar jugando a mi, y estoy viviendo mi sueño a cada momento y en estos dos meses me pasaron todas cosas que son una locura”.

La victoria se vivió de forma especial no solamente para el propio Federico y su equipo que lo acompaña en París, Leonardo Olguín, Martiniano Orazi y su novia Florencia, también en la casa de su hermano Guillermo en Santa Fe fue una mañana de domingo emotivo, con su esposa y sus hijos viendo a su hermano.

"Lo vimos en la cama con Car, Thiago y Delfi, con muchos nervios, de todos los partidos que vi de Fede este fue el que más nervioso me puse por todo lo q significa Roland Garros para él, es muy fuerte seguramente para el haberlo vivido de chiquito y hoy este pisando el mejor polvo d ladrillo del mundo…”, contó el ‘mago’ a ATPTour.com, antes de ponerse a hacer un típico asado argentino.

“Ahora ya el próximo lo miraré tranquilo, es una alegría muchísima más grande que todas las demás porque era una de sus metas jugar Roland Garros y ganar un partido. Todo lo que viene para él es para sumar y seguir creciendo”, contó y le envió un mensaje: “Quiero que pueda confiar en él y seguir rompiendo barreras, es un ejemplo que a sus 28 años esté en su mejor momento después de pasos en falsos que tuvo en el Circuito” Así, Coria suma su segunda victoria en torneos de Grand Slam tras superar al mismo rival en el US Open hace pocas semanas.

Tras este triunfo, se enfrentará en la segunda ronda al francés Benot Paire, quien venció al coreano Soonwoo Kwon en sets corridos. “Hoy me lo voy a disfrutar entero el día y mañana….

Ya voy pensar en el proximo partido y mañana ya estaré cagado en el próximo partido”, bromeó. “Pero confío en poder jugar mejor de lo que lo hice hoy y voy a luchar y ponerle difícil el partido a mi rival”, dijo. Coria tiene claro que quiere seguir viviendo su sueño y que tiene mucho todavía para dar.