Las lecciones de Roger Federer: lo que aprendió en Wimbledon 2008 contra Rafael Nadal

El suizo detalló todo lo que vivió en aquella final contra el español, regalando una enorme lección

by Leonardo Gil
SHARE
Las lecciones de Roger Federer: lo que aprendió en Wimbledon 2008 contra Rafael Nadal
© Julian Finney / Getty Images Sport

Roger Federer estuvo esta semana en la Universidad de Darmouth, Estados Unidos, donde fue encargada de dar el discurso de graduación en un día donde recibió un doctorado por su trabajo filantrópico la Clase de 2024, previo a recibir el título honorario en Doctor en Humanidades por su trabajo humanitario.

El ex jugador suizo regaló un discurso para la historia, lleno de enormes lecciones y de humor, de aprendizajes que le dejó el tenis y que pueden ser aplicadas por todos en cualquier situación de la vida,Todo a través de aquella histórica final que protagonizó con Rafael Nadal en Wimbledon 2008.

"Traté de no perder, pero lo hice, a veces en grande. Para mí una de las derrotas más importantes fue la final en Wimbledon 2008 contra Nadal. Algunos lo llaman como el mejor partido de todos los tiempos.

Con todo respeto hacia Rafa, creo que habría sido mucho mejor si yo hubiese ganado", dijo el campeón de 20 Grand Slams entre risas. Federer jugó 40 veces con Nadal, ganó 16 partidos por los 24 del español, un tenista que ganó en ocho oportunidades en la Catedral del tenis. "Perder en Wimbledon ha sido un gran tema, porque ganar en Wimbledon lo es todo.

He jugado en algunos lugares impresionantes, pero una vez que entras en la cancha central, en la Catedral del tenis y terminas como campeón sientes la magnitud del momento. No hay nada como eso", confiesa el genio de Basilea, quien detalló el tramo final del legendario encuentro.

Federer, lecciones para la vida tras Wimbledon 2008

"En 2008 iba por el récord de seis títulos consecutivos, jugaba por la historia. No iré punto por punto porque estaríamos durante horas, casi cinco horas precisamente.

Había interrupciones por lluvia y el sol desapareció. Rafa ganó los dos primeros sets, yo los siguientes en tie-breaks y nos encontramos empatados a siete en el último", recordó el campeón de 103 títulos profesionales.

"Entiendo por qué la gente se centra en el final: en los últimos minutos se puso tan oscuro que apenas podía ver el césped. Aunque viendo hacia atrás siento que perdí en el primer punto del partido.

Miré al otro lado de la red, vi a un chico que unas semanas antes me había aplastado en sets corridos en Roland Garros y pensé: 'Tiene más ambición que yo y finalmente entendió cómo jugarme'", remarcó Federer, quien mantiene una gran relación de amistad con el ibérico de 38 años.

Federer recordó la épica final de Wimbledon 2008 contra Nadal. © Julian Finney / Getty Images Sport

En el 2008 el tenista helvético buscaba la sexta corona consecutiva en Londres, pero no solo perdería el trofeo de campeón, también descendería de la cima de la clasificación de caballeros. "Me tomó hasta el tercer set para recordar que era el cinco veces campeón defensor y que estaba en césped, donde sabía cómo hacerlo.

Pero ya era demasiado tarde, Rafa ganó merecidamente. Algunas derrotas duelen más que otras, sabía que nunca tendría otra oportunidad para ganar seis títulos seguidos. Perdí Wimbledon y el número 1 del ranking, mientras la gente decía que había tenido una gran racha y ahora cambiaba el liderazgo", contó el ex jugador de 42 años ante la clase 2024.

Ante más de 11 mil personas, el suizo dejó sus más grandes lecciones de aquel momento, esos aprendizajes que deben ser compartidos por todos, para la vida. "Yo sabía que tenía que seguir trabajando y compitiendo.

En tenis la perfección no existe: jugué 1.526 partidos individuales durante mi carrera y gané casi el 80%, mientras que solo el 54% de los puntos disputados. No importa qué juegues en la vida, ya sea un punto, un partido, una temporada o un trabajo, a veces perderán.

Es una montaña rusa con muchas subidas y bajadas. Volverte un maestro en superar momentos difíciles es el signo de un campeón para mí", finalizó Roger Federer.

Roger Federer Wimbledon Rafael Nadal
SHARE