Masarova y su primer encuentro con Roger Federer: Una conversación muy relajada



by   |  LEER 1935

Masarova y su primer encuentro con Roger Federer: Una conversación muy relajada

La española Rebeka Masarova, de 23 años, aún recuerda perfectamente su primer encuentro con Roger Federer y lo relajado que se mostró el suizo durante su conversación. En 2017, Masarova llegó a la final individual femenina del Abierto de Australia antes de perder ante Marta Kostyuk.

Ese mismo año, Federer derrotó a Rafael Nadal en una épica final a cinco sets en Melbourne Park. "Le conocí en el Open de Australia de 2017, cuando llegué a la final júnior. Conocía a Severin, su entrenador, y me dijo que me lo presentaría después de un entrenamiento.

Hablé un rato con él. Fue una conversación súper relajada, como si nos conociéramos de antes. Yo estaba muy nerviosa. Me deseó suerte para el futuro, pero no me dio ningún consejo", cuenta Masarova a Marca.

Federer inspiró a Masarova para dedicarse profesionalmente al tenis

Cuando Masarova era sólo una niña, Federer dominaba la escena del tenis. Ahora, 20 años después, Masarova recuerda cuando se sentaba frente al televisor, veía a Federer y soñaba con estar algún día en su posición.

"En mi familia nadie era deportista ni jugaba al tenis. Era una palabra desconocida. Nací en Basilea y a los cuatro años estábamos viendo en casa la primera final de Federer en Wimbledon. Dije que quería jugar porque me gustaba y mi madre vio un día que había un 'Kids day' (día para niños) en un colegio y así empezó todo.

Los entrenadores siempre decían que se me daba bien. A los 10 años nos mudamos a Barcelona y jugué más, y a los 12 ya competía por Europa", explicó Masarova. La semana pasada, Masarova llegó a su primera final de la WTA.

En el ASB Classic de Auckland, Masarova alcanzó la final antes de que la cabeza de serie, Cori Gauff, le propinara una derrota por 6-1 y 6-1. Por desgracia para Masarova, no competirá en el Abierto de Australia tras perder en la segunda ronda de la fase de clasificación.

Roger Federer se retiró el año pasado tras jugar la Laver Cup junto a Rafael Nadal en dobles, un jugador que marcó una dorada época con sus 103 títulos profesionales, 20 Grand Slams, un tenis y una educación que inspira a miles de jugadores y distintas generaciones alrededor del mundo.

El suizo, que ha disfrutado de otras disciplinas como el padel en estos dáis, se recupera de la rodilla para planificar sus próximas exhibiciones.