Esperábamos otro milagro: Murray sorprendido por la retirada de Roger Federer

El escocés, campeón de tres grandes, dirá presente por primera vez en la Laver Cup

by Leonardo Gil
SHARE
Esperábamos otro milagro: Murray sorprendido por la retirada de Roger Federer

El anuncio de la retirada de Roger Federer tomó a todos por sorpresa. Aunque no fue un relámpago, dados los problemas físicos del suizo en los últimos dos años, nadie esperaba que la noticia llegara en una tarde anónima de mediados de septiembre.

El ex número 1 del mundo se despedirá del tenis profesional al término de la Copa Laver, que tendrá lugar en el O2 Arena de Londres del 23 al 25 de septiembre. El hecho de que el Rey haya decidido renunciar al ATP de Basilea ha llevado a muchos a pensar que es incapaz de sostener un partido de individuales.

Una lesión en la rodilla derecha ha arruinado la última parte de la carrera del Maestro, que ha estado en la pista con poca frecuencia desde la semifinal del Abierto de Australia 2020. Sólo 13 partidos oficiales disputados en 2021, con un balance de nueve victorias y cuatro derrotas.

Los aficionados tenían la esperanza de que su ídolo pudiera darse una última vuelta en 2023, pero el suizo prefirió no ir más allá. Andy Murray -que participará en la Copa Laver- admitió que no esperaba recibir esa noticia.

Andy Murray se queda sin palabras

"No pensaba que Roger Federer fuera a anunciar su retirada del tenis en este momento" - confió Murray. "Se sabía que su situación era bastante complicada, pero todos esperábamos un regreso milagroso el próximo año.

Cuando acepté jugar la Copa Laver, nunca pensé que sería el último evento de la carrera de Roger. Será un momento muy especial y espero que Federer pueda competir. Sería la mejor manera de terminar una carrera legendaria", añadió el escocés.

En una larga entrevista con el periódico "Blick", Pierre Paganini explicó los motivos de la retirada del Rey: "No me corresponde juzgar, pero creo que ha sido una decisión acertada. En julio intentamos esforzarnos más en los entrenamientos, pero vimos que algo iba mal.

Roger tuvo que esforzarse mucho para mantener una intensidad relativamente baja. Allí nos dimos cuenta de que la vuelta al recorrido sería imposible".

Roger Federer Laver Cup
SHARE