Roger Federer preocupa: la participación en la Copa Laver corre un gran riesgo

Un medio suizó reveló el revés que sufre el oriundo de Basilea en su rodilla

by Leonardo Gil
SHARE
Roger Federer preocupa: la participación en la Copa Laver corre un gran riesgo

Han llegado noticias importantes, lamentablemente en sentido negativo, sobre el estado físico de Roger Federer. Después de que ayer se reavivara la ilusión con el anuncio de que volvería a las canchas para el ATP 500 de Basilea ─previsto del 22 al 30 de octubre─ hoy han surgido nuevas y grandes dudas sobre su regreso al circuito, que parece que se va a retrasar de nuevo.

Según un informe de Simon Graf, periodista del periódico suizo Tages Anzeiger, la presencia de Federer en la próxima Copa Laver corre un gran riesgo. El torneo amistoso, que se celebrará del 23 al 25 de septiembre, es el escenario que el suizo había elegido hace meses para volver a saltar a la pista, pero al parecer su rodilla sigue dándole más problemas de los previstos.

¿Qué le pasa a la rodilla de Roger Federer?

El periodista Simon Graf ha revelado que los rumores que provienen del círculo de personas cercanas a Roger Federer son que durante el verano le volvió a entrar líquido en la rodilla derecha, que se volvió a inflamar.

Por lo tanto, su rehabilitación ha sufrido un nuevo revés y, por lo tanto, sigue habiendo grandes dudas sobre su regreso. Además, la pluma del Tages Anzeiger informó sobre las sesiones de entrenamiento que el campeón suizo ha realizado en los últimos meses con el ex tenista suizo Ivo Heuberger, su amigo.

Sin embargo, según Graf, la intensidad del trabajo no era la que cabría esperar de alguien cuyo regreso al circuito está muy próximo. Por su parte, Roger Federer ha declarado en repetidas ocasiones que quiere ser él quien elija cuándo y dónde se retira, y esto será definitivamente en una pista de tenis.

"Cómo, dónde y qué, aún no lo sé, pero estoy seguro. Mi intención es jugar en 2023 y estoy entusiasmado. Los próximos tres o cuatro meses serán muy importantes", dijo Federer en la inauguración de un parque infantil en Emmen.

A estas alturas, dejando de lado la Copa Laver, el 20 veces campeón del Slam podría no llegar ni siquiera a su torneo de casa en Basilea, programado entre el 22 y el 30 de octubre: en este caso, sin embargo, tiene un buen mes por delante para intentarlo. Crédito de la foto: AFP/LaPresse

Roger Federer Copa Laver
SHARE