González: Ese será el obstáculo más difícil para Roger Federer



by   |  LEER 3072

González: Ese será el obstáculo más difícil para Roger Federer

Poco después de que termine el US Open, se celebrará la Copa Laver. El O2 Arena de Londres acogerá así el regreso de Roger Federer, que no juega un partido oficial desde Wimbledon 2021. Las dos últimas temporadas han sido un auténtico calvario para la estrella suiza, que no ha podido jugar tanto o tan bien como hubiera querido debido a una lesión en la rodilla derecha.

Basta con decir que el ex número 1 de la ATP sólo jugó 13 partidos oficiales en 2021, con nueve victorias y cuatro derrotas. Unas semanas después de los Campeonatos de 2021, el 20 veces campeón del Slam anunció que tendría que operarse por tercera vez en 18 meses.

Tras su esperado regreso a la Copa Laver, el suizo pondrá fin a su corta temporada en el ATP de Basilea. Según sus declaraciones, el de Basilea, de 41 años, también debería jugar algunos torneos en 2023.

Durante una larga entrevista con 'CLAY', el ex número 5 de la ATP Fernando González analizó en detalle las perspectivas de Federer.

Federer no ha jugado un partido oficial desde Wimbledon 2021

"Estoy convencido de que Roger Federer querrá despedirse tarde o temprano, pero si vuelve significa que siente que puede hacer algo importante", comenzó González.

"Dudo que pueda ser competitivo en los partidos al mejor de cinco sets, pero en los partidos al mejor de tres sets todavía puede dar su opinión si está sano. Roger conoce muy bien su cuerpo y cuenta con un equipo experimentado que le sigue.

El principal problema será ver cómo reacciona su cuerpo a una secuencia de partidos cerrados. No sé si Federer será capaz de ganar otro Slam, pero creo que puede terminar fuerte si su rodilla lo deja tranquilo", explicó el chileno.

El suizo ha sido superado por Rafael Nadal y Novak Djokovic en la clasificación de todos los Slams, y el serbio también le ha arrebatado el récord de semanas en la cima de la clasificación ATP.

El último trofeo de Roger en un Major se remonta ahora al Abierto de Australia de 2018, pero nadie olvida los dos puntos de partido desperdiciados en la final de Wimbledon de 2019.