Roger Federer: Esa ha sido la mayor prueba de mi carácter



by   |  LEER 1724

Roger Federer: Esa ha sido la mayor prueba de mi carácter

Roger Federer perdió en la ronda de clasificación del evento ATP de Gstaad en julio de 1997 antes de entrar en esos eventos de Bossonnens, sus primeros torneos profesionales de cuadro principal. En cuatro eventos jugados en arcilla al aire libre, Roger llegó a dos semifinales y las perdió contra el segundo sembrado Daniele Balducci y el primer sembrado Agustín Garizzio.

Roger consiguió ocho victorias ese mes en Bossonnens y se encontró al borde del top-800. Al progresar significativamente en la lista de clasificación de la ATP, Roger entró en el top-100 dos años más tarde y entró en el top-20 en febrero de 2001.

El suizo entró en el top-10 en mayo de 2002 tras el primer título de Masters 1000 en Hamburgo y se quedó sin el trono de la ATP en el verano de 2003. Roger arrancó la temporada de 2004 con el título del Abierto de Australia y se convirtió en el número 1 del mundo y en una figura dominante durante los siguientes cuatro años y medio.

Federer tuvo una gran racha entre 2017 y 2019, reclamando las coronas de Grand Slam y Masters 1000 y terminando el año 2019 clasificado como tercero detrás de Rafael Nadal y Novak Djokovic. Llegó a la semifinal del Abierto de Australia de 2020 antes de anunciar una operación de rodilla.

Se sometió a otra en mayo y se saltó el resto de la temporada, esperando volver a empezar en 2021. Roger jugó cinco torneos en la temporada anterior, llegando a los cuartos de final de Wimbledon como el jugador más veterano de la Era Abierta, pero todavía con problemas en la rodilla.

Roger se sometió a su tercera operación el pasado verano y lleva un año sin jugar.

Roger Federer sobre su futuro

Roger Federer se convirtió en una de las mayores superestrellas que ha visto el deporte, poco después de hacerse profesional en 1998.

"¿Cómo puedo ser yo mismo? Esa ha sido la mayor prueba de mi carácter. ¿Cómo lidiar con la gente que me pregunta qué es ser rico, o qué voy a hacer con el dinero de los premios? ¿Cómo afronto los viajes, la celebridad y la fortuna?", expresó.

Tiene planes de dedicarse a otras profesiones después de su carrera como tenista. "No creo que necesite el tenis. Soy feliz con las pequeñas cosas. Cuando mi hijo hace algo bien, cuando mi hija llega a casa con una buena nota.

El tenis forma parte de mi identidad, pero no es toda mi identidad. Quiero ser y seguir teniendo éxito, poner mucha energía en los negocios, pero eso también es posible fuera del deporte", dijo al respecto.