Cuando Roger Federer ganó un gran duelo contra Nick Kyrgios

El suizo brilló en la edición 2018 del ATP de Stuttgart

by Leonardo Gil
SHARE
Cuando Roger Federer ganó un gran duelo contra Nick Kyrgios

Roger Federer y Nick Kyrgios se enfrentaron por tercera vez en 2018 en la semifinal de Stuttgart. El suizo se impuso por 6-7, 6-2 y 7-6 para avanzar a la 148ª final de la ATP y la primera en este evento. Roger selló el acuerdo en una hora y 51 minutos, nunca enfrentó un punto de quiebre y dominó el segundo set cuando rompió a Nick dos veces.

El australiano se recuperó en el decisivo y siguió el ritmo de su rival para llegar al tie break. Federer mantuvo la calma y se adjudicó por 7-5 el pase a la final y el trono de la ATP. Nick y Roger habían jugado nueve sets en ese momento, ¡y sólo uno no llegó a un tie break!

Nick logró 23 aces, pero no pudo defender su segundo servicio como lo hizo Roger. Federer perdió ocho puntos de saque en el primer set, y Nick aprovechó tres de esos puntos de devolución cuando más los necesitaba en el tie break para lograr el 7-2 y ganar la ventaja.

El australiano salvó una oportunidad de rotura con una volea ganadora en el segundo juego para evitar un temprano revés antes de cometer una doble falta para dar a Roger otra oportunidad en el 3-4. Un potente saque sacó a Nick del abismo, y ambos sirvieron bien en los juegos restantes para establecer un tie break.

Kyrgios lo abrió con dos servicios ganadores y consiguió un mini-break en el cuarto punto cuando forzó el error de Roger con buenos reveses.

Roger Federer se impuso a Nick Kyrgios en Stuttgart 2018.

Dos ganadores de servicio más empujaron al australiano 5-2 arriba, y un ganador de revés le dio otro mini-break y cuatro puntos de set.

Convirtió el primero para llevarse el set inicial con estilo, esperando más de lo mismo en el set número dos. Sin embargo, fue al revés, ya que Roger sirvió al 72% y dejó escapar dos puntos con el saque, demasiado para Nick.

El australiano sirvió por debajo del 50% y perdió casi la mitad de los puntos en sus juegos para experimentar dos breaks. La primera rotura del partido llegó con el 1-1 tras las dobles faltas consecutivas de Kyrgios.

El jugador más joven desperdició dos puntos de juego en el 2-4 para sufrir otra rotura tras una débil derecha y desvanecerse de la pista en los últimos 15 minutos. Tres saques ganadores acabaron con el trabajo de Roger en el octavo juego (Nick apenas se molestó en hacer un esfuerzo en la devolución), y el partido se fue al definitivo.

El suizo jugó un gran tenis en el último set, cediendo sólo seis puntos con su servicio y manteniendo la presión sobre el australiano, que respondió muy bien para establecer un atractivo cierre.

No hubo deuces ni oportunidades de quiebre, y la mejor manera de determinar el ganador fue con otro tie break. Kyrgios lo abrió con una alucinante devolución de derecha en el segundo punto antes de forjar una ventaja de 3-1 con un ganador de servicio.

Roger recuperó un mini-break en el siguiente punto y se puso 5-4 arriba con un mini-break cuando Nick envió una derecha a la red. Sin embargo, no se acabó, ya que Federer falló una derecha en el siguiente punto para mantener vivo a Kyrgios, ante el punto de partido para uno de ellos.

Manteniéndose concentrado, Roger lo ganó con una volea ganadora y pasó por encima tras un revés ganador para alcanzar la final y reclamar el trono de la ATP por tercera vez en 2018.

Roger Federer Nick Kyrgios
SHARE