Huber: Roger Federer y Rafael Nadal correctos pero aburridos

Este comienzo de año ha vivido varios episodios polémicos por conducta antideportivas

by Leonardo Gil
SHARE
Huber: Roger Federer y Rafael Nadal correctos pero aburridos

Durante estos meses se han producido varios episodios desagradables, antideportivos, que sin duda han manchado la imagen del tenis. El último en orden cronológico es el de Michael Kouame, cabeza de serie número 1 en el torneo junior de la ITF en Accra (Gana), que al final de su derrota abofeteó a su rival Raphael Nii Ankrah.

Subiendo al nivel de la ATP, todavía están vivas en la memoria de todos las imágenes de Alexander Zverev, que golpeó repetidamente la silla del juez en el partido de dobles de Acapulco, recibiendo la descalificación inmediata del torneo.

O también la acalorada diatriba emprendida por Nick Kyrgios contra Carlos Bernardes en el partido contra Jannik Sinner en Miami. También del Masters 1000 de Florida llegó el mal gesto de Jenson Brooksby, culpable de haber estado a punto de golpear a un recogepelotas con su raqueta durante su partido contra Federico Coria.

Todos hechos que han desatado no pocas polémicas, a las que la ATP ha decidido responder con hechos y ha prometido un cambio de registro para castigar los gestos antideportivos a partir de ahora. Sobre el tema, la ex tenista alemana Anke Huber se puso del lado de los que ocasionalmente hacen ruido, aunque precisó que hay una línea roja imaginaria que no puede ser cruzada por nadie.

Huber:Roger Federer y Rafael Nadal son correctos pero aburridos

En una entrevista para Eurosport Alemania, la ex jugadora Anke Huber, número 4 del mundo y finalista del Abierto de Australia en 1996, se refirió a los episodios antideportivos protagonizados recientemente en el Tour.

"Con John McEnroe y Jimmy Connors, era bastante normal culpar al árbitro. Después tuvimos esta fase con Roger Federer y Rafael Nadal, que siempre se han comportado de forma deportiva y muy correcta. Pero si todo el mundo mira al frente sin hacer ruido, se vuelve aburrido.

No creo que las emociones sean negativas, pero no deben convertirse en una tontería y deben mantenerse dentro de un cierto límite. Sin embargo, si se convierte en algo excesivo, los chicos no deben ser desmontados inmediatamente.

En el caso de Alexander Zverev en Acapulco, fue extremo, sí. A nadie le gustó. Pero para mí esa no es su verdadera cara. El día anterior había jugado hasta las cinco de la mañana. A veces hay que ver las circunstancias, porque ciertamente estaba físicamente plano, lo que no es excusa".

Roger Federer Rafael Nadal
SHARE