La Roger Federer manía esta al 100 en Argrentina


by   |  LEER 1235
La Roger Federer manía esta al 100 en Argrentina

El astro del tenis mundial, Roger Federer, aterrizó en la capital argentina en las primeras horas de la mañana de ayer, con vistas al día de muchos compromisos comerciales, junto a su estrella en esta grada sudamericana de exhibiciones, el alemán Alexander Zverev. Con su bolso de raquetas en la mano, y una pequeña maleta, el helvético ponía pie derecho en suelo bonaerense, ante una multitud de medios y ventiladores que se acercaron al aeropuerto para darle la bienvenida más cálida. El nativo de basilea llegó apenas al país: "Pasé mucho tiempo desde la primera vez que vine.

Estoy con muchas ganas de jugar aquí, estoy muy emocionado" Respecto de la gira de exhibiciones en latinoamérica, respuestas: "Tengo muchas y muy buenas expectativas de la jira que haremos por sudamérica, me encanta haber regresado a la argentina" Destacó la riqueza de la historia tenística del país: "Un país con tanta historia tenística.

Es lindo estar en un lugar así, con uno de los mejores públicos que me ha tocado vivir" El público argentino fue la nota que destacó el helvético: "De todos los torneos del mundo, el público argentino es el mejor.

Siempre alentándome, cantando mi nombre, es algo que todavía recuerdo" Agregó sobre su compañero de elenco: "Espero que tengamos una excelente estadística, junto con Sascha, con quien pueda compartir será algo excelente", cerrando con alegría por estar en el país con mayor trascendencia en la historia, en el continente sudamericano: "Estoy muy contento de estar aqui " Del aeropuerto internacional, se trasladaron hasta el hotel Hilton de Buenos Aires, donde estarán hospedados en su estadía en la capital argentina.

Para luego partir hacia el restaurante Cabaña Las Lilas, donde el suizo y el alemán degustaron las mejores carnes del mundo, en uno de los 10 mejores restaurantes del planeta. Hasta jugaron a ser asadores, para los medios de comunicación.

El deportista entró por la puesta principal con mucho despliegue de seguridad, Se sentó en el salón principal con vista al río y permaneció dos horas en el establecimiento.

Como entrada, degustó chorizo, morcilla, provoleta y mollejas. Luego, probó el ojo de bife a punto con papas fritas, espinaca a la crema, cebollines asados y champiñones a la provenzal. Y probó el menú completo: también comió postre y tomó un café expresso.

En el epílogo, Federer y sus acompañantes propusieron un juego especial para pagar la cuenta. Todos juntaron las tarjetas de crédito y se las dieron al mozo, quien las mezcló. ¿Cuál era la señalada para abonar lo consumido por el grupo? La última en salir.

Y, a diferencia de lo que sucede habitualmente en los courts, el perdedor fue... Sí, Federer. Pero el juego quedó en un entretenimiento sin consecuencias: la empresa que trajo al tenista al país decidió pagar la adición.

Como agradecimiento, Federer dejó un mensaje en el libro de visitas. “Gracias por un maravilloso almuerzo. La comida estuvo perfecta. Espero volver en alguna otra ocasión”, escribió; y rubricó su misiva.

Luego de la conferencia de prensa que dieron para los medios locales e internacionales, los tenistas tomaron compromisos comerciales y se retiraron a descansar para partir en el día de hoy hacia Chile, donde tendrán su primer enfrentamiento, esta noche, en el Estadio Nacional.