Daniil Medvedev alcanza el número dos del mundo y desbanca a Rafa Nadal



by   |  LEER 1393

Daniil Medvedev alcanza el número dos del mundo y desbanca a Rafa Nadal

La imagen permanece intacta en nuestro recuerdo, cuando Daniil Medvedev con el dedo en la oreja invitaba, mejor dicho, instaba al público presente en la Arthur Ashe a deleitarle con sus abucheos. Sin embargo, para entonces, el ruso ya se lo habías ganado.

Era un descarado talento emergente que, después de dar con la fórmula adecuada, fue capaz de llevar al límite a Rafael Nadal en la final a cinco mangas. Cuando Nadal cayó tendido sobre la pista dura americana al confirmarse su título en el US Open 2019, además de la celebración había una cuota de agotamiento.

Mandaba dos sets y break arriba, cuando parecía que el manacorense tenía prácticamente el trabajo hecho para volver a Midtown en una hora para tomarse, quién sabe, si un plato de pasta con gambas.

Pero Medvedev puso todo lo que tenía y más para retrasar la alegría, tras un partido que se fue hasta las cinco horas y terminó 7-5, 6-3, 5-7, 4-6, 6-4. “La forma en la que peleó y la manera en la que jugó, es la manera en la que lo hace un campeón”, dijo Nadal aquella noche en la sala de prensa.

Esas “maneras de campeón” han dado sus resultados a Medvedev un tiempo después. Este 15 de marzo, el ruso ha arrebatado el No. 2 del FedEx Ranking ATP precisamente a Nadal, para convertirse en el primer jugador sin ser Federer, Nadal, Djokovic o Murray en ocupar la segunda plaza en más de una década y media.

Es un logro histórico, la ruptura con un dominio absoluto que se remonta a la época de Lleyton Hewitt, concretamente a julio de 2005. ¿Se esperaría esto Medvedev? ¿Tal vez, los aficionados no esperarían que otros jugadores como Stan Wawrinka, Juan Martín del Potro, David Ferrer, Tomas Berdych o Dominic Thiem lo lograran antes? Todos estuvieron cerca.

Pero sólo Medvedev pudo conseguirlo. “Es muy sólido”, señaló Novak Djokovic que ha caído tres veces frente a Medvedev. “Escuché que Jim Courier lo llamó ‘jugador de ajedrez’ por la forma en la que se posiciona tácticamente en la pista, y es verdad.

Es un jugador de tenis muy inteligente”. Su compatriota Andrey Rublev apuntó que “lee el juego muy bien y es increíble la paciencia que tiene para mantenerse en los intercambios más largos, no tiene prisa, se toma su tiempo y eso es increíble porque, al final, esos pequeños detalles hacen que sea quien es.

Necesitas estar centrado al 100% en cada punto, porque en cuanto te relajas o algo, él aprovechará la oportunidad”. ¿Ha sentado Medvedev un precedente? ¿Su ascenso dará fe a otros? De vuelta al US Open 2019, los neoyorquinos quedaron tan impresionados con el finalista por primera vez en un Grand Slam como Nadal, aunque quizás por encima de todo fue la determinación de Medvedev y no su juego poco ortodoxo.

En la tercera ronda, mostró cierta rebeldía tras un pequeño cruce con un recogepelotas y otro momento de frustración en el que el juez de silla le señaló un warning. Los aficionados, entonces, le recriminaron esas acciones con abucheos.

Medvedev encajó el papel de villano, dirigiéndose a los aficionados: “Gracias a todos, chicos, porque vuestra energía me ha dado la victoria. Si no hubieseis estado aquí, probablemente habría perdido el partido… así que quiero que sepáis cuando os vayáis a dormir esta noche, que gané gracias a vosotros”.

Un momento. ¿Esto pasó de verdad? ¿Medvedev, un chico relativamente desconocido fuera de Rusia a pesar de jugar las finales en Washington, Montreal y Cincinnati, se rebeló en Gotham? Nadie, absolutamente nadie, desafía así a un estadio lleno de neoyorquinos. “No tengo ni idea por qué demonios vienen cuando juego”, sugirió Medvedev.