Rafael Nadal: Ese es un apartado que a veces cuesta mucho

El campeón de 22 Grand Slams analizó la importancia de la mentalidad en el tenis

by Leonardo Gil
SHARE
Rafael Nadal: Ese es un apartado que a veces cuesta mucho

Con un fuerte comienzo de temporada en el Abierto de Australia, Rafael Nadal se convirtió en uno de los jugadores a batir en 2005. A los 18 años, ganó dos títulos ATP en tierra batida en febrero.

Hizo una buena transición a las pistas duras y llegó a la final de Miami como el segundo jugador más joven en el nivel de Masters 1000. Roger Federer venció a Nadal en cinco emocionantes sets, y el español se recuperó en su querida tierra batida para levantar los trofeos de Montecarlo, Barcelona, Roma y Roland Garros.

Entrando en el top-3, Nadal no mantuvo ese nivel en hierba, sufriendo salidas tempranas en Halle y Wimbledon y volviendo a la arcilla para ganar títulos en Bastad y Stuttgart. Al llegar a Montreal como número 2 del mundo, Nadal era el primer cabeza de serie en ausencia de Roger Federer y uno de los favoritos al título.

Rafa debutó con una victoria por 6-3, 6-7 y 6-3 ante su compatriota y amigo Carlos Moyá. En la segunda ronda, el joven tuvo un día más relajado en la oficina. Derrotó a Ricardo Mello por 6-1 y 6-2 en 66 minutos, dominando de principio a fin para conseguir una nueva victoria y ampliar su racha.

El español cedió 11 puntos en ocho juegos de servicio, sin tener ninguna oportunidad de quiebre y convirtiendo el 56% de los puntos de devolución para ganar cuatro quiebres de siete oportunidades y pasar a los octavos de final.

En el tercer partido, Rafa superó a Sébastien Grosjean por 6-4 y 6-4 en una hora y 40 minutos, rechazando las cinco oportunidades de rotura y robando el servicio de su oponente una vez en cada set para avanzar a los cuartos.

En Roland Garros, Grosjean estuvo en contacto con Nadal durante más de tres horas. En Montreal, el francés dio lo mejor de sí mismo y aun así perdió en sets corridos en condiciones de viento.

Rafa Nadal volverá en agosto

Hablando un poco más sobre el aspecto mental del deporte durante la entrevista, Rafael Nadal meditó sobre cómo los jugadores a veces tienen que luchar contra ellos mismos además de contra sus rivales.

"Todos los deportes de élite son complicados y el tenis, especialmente, al ser un deporte de uno contra uno. El partido es contra un rival que a veces es mejor que tú, o que está en mejor forma ese día aunque en teoría sea peor.

Pero la lucha también es contra uno mismo y ese es un apartado que a veces cuesta mucho. Lo hemos visto en muchos casos. Es ahí, aunque no sólo, donde el trabajo mental es especialmente importante", dijo.

Rafael Nadal
SHARE