Las primeras palabras de Rafael Nadal tras su regreso a España

El español se retiró de Wimbledon debido a un desgarro abdominal

by Leonardo Gil
SHARE
Las primeras palabras de Rafael Nadal tras su regreso a España

Rafael Nadal, que aspiraba a un 'Grand Slam de calendario', ha decidido no jugar la semifinal de Wimbledon contra Nick Kyrgios. La estrella española tuvo que rendirse a un dolor abdominal que ya le había afectado durante el partido contra Taylor Fritz en cuartos.

Las pruebas revelaron un desgarro de 7 mm y el ex número 1 de la ATP no quiso correr más riesgos. A pesar de este desafortunado contratiempo, el 2022 del ibérico sigue siendo magnífico. El manacorí, de 36 años, ha ganado dos Grand Slams este año, venciendo literalmente a la competencia en el Abierto de Australia y en Roland Garros.

Rafa había llegado a Londres con una enorme carga de confianza, consiguiendo su octava semifinal en Church Road. Las cosas no salieron como esperaba, pero Nadal no perdió su proverbial optimismo. El 22 veces campeón de Grand Slam ya está de vuelta en España, donde se encontró con algunos periodistas a la salida del aeropuerto.

El mallorquín quiere volver a los entrenamientos dentro de una semana, para preparar adecuadamente el Masters 1000 de Canadá.

Rafa Nadal ya está de vuelta en España

"Al final lo único que se puede hacer es mirar hacia adelante, como siempre en estos casos.

Hay que aceptar la situación y mantener una actitud positiva", dijo Nadal. El español está convencido de haber tomado la decisión correcta: "No podría haber ganado dos partidos en estas condiciones, ni siquiera pude sacar".

Entrevistado por 'El País', Toni Nadal alabó la capacidad de su sobrino para soportar el dolor: "Si Rafa no hubiera tenido esta actitud, habría ganado la mitad de los Grand Slams. Evidentemente, nunca pondría en riesgo su salud, pero su carácter le permite salir adelante incluso en las peores situaciones.

Tiene una extraordinaria capacidad para superar las dificultades. En 2005 tuvo que digerir la noticia de que no podría seguir jugando. Si nos hubiéramos rendido en ese momento, Nadal se habría retirado y no habría ganado Roland Garros 2006. Rafa no está acostumbrado a rendirse ante las dificultades, así de sencillo".

Rafael Nadal Wimbledon
SHARE