Rafael Nadal: Cuando uno ha tenido tanto éxito en un torneo, lo que quiere es que...



by   |  LEER 843

Rafael Nadal: Cuando uno ha tenido tanto éxito en un torneo, lo que quiere es que...

Finalmente, Rafael Nadal ha vuelto al circuito profesional, en tierras conocidas y con el arrollador tenis de siempre luego de más de seis meses sin jugar debido a la pandemia de coronavirus. El dueño de 85 títulos profesionales superó con más que autoridad a Pablo Carreño Busta para avanzar a la tercera ronda del Masters 1000 italiano.

Nadal se reencontró virtualmente con los medios de comunicación para analizar también cómo vivió este tiempo sin poder jugar. “Estuve dos meses sin tocar una raqueta durante el confinamiento", confiesa de entrada la "fiera"

"Luego estuve entrenando algunos días en cancha de cemento hasta que cambié y empecé a entrenar en arcilla cada vez más, pero no sé decir cuándo hice exactamente ese cambio. Fue un regreso muy lento, paso a paso, evitando cualquier tipo de lesión en mi cuerpo.

El objetivo era recorrer ese camino con la máxima prudencia para llegar listo a la competición”, agrega el vigente monarca del Foro Itálico.

Nadal: he descubierto lugares que no había conocido en 15 años

El oriundo de Manacor busca su décima corona en este torneo, que será su única prueba de cara a Roland Garros.

“Evidentemente, no puedo mejorar mucho respecto al pasado teniendo en cuenta lo que he hecho históricamente en el torneo. Lo he ganado nueve veces, así que no sé si me puede perjudicar, beneficiar seguro que no", dijo entre risas Rafael Nadal.

"Cuando uno ha tenido tanto éxito en un torneo, lo que quiere es que nada cambie, a mí las condiciones me habían funcionado muy bien. Fuera de esto, la realidad es que está haciendo más calor que en mayo, bastante más.

Las pistas están mucho más rápidas, incluso de noche. La pelota volaba bastante, estaba más viva”, detalló el español. En el cierre, Rafa habló de lo que significa su primera experiencia con la burbuja y las medidas de seguridad sanitaria, y cómo lo está viviendo.

"Estamos un poquito aburridos, la verdad. Todo lo que hacemos es estar en el club y en la habitación, aunque es verdad que también tenemos una sala para comer. Estamos en un hotel aquí arriba desde donde se puede ver todo Roma, algo es algo.

La única cosa negativa es que tenemos un hotel con una terraza fantástica y un jardín precioso que no podemos pisar. Quizá nos podrían haber dejado a los jugadores un pequeño terreno de ese jardín para respirar un poquito de aire libre.

Por suerte, el club es enorme y es precioso caminar por aquí, he descubierto lugares que no había conocido en estos quince años”, finalizó Rafael Nadal.