Jovanovic pide al US Open que haga más por Novak Djokovic



by   |  LEER 2446

Jovanovic pide al US Open que haga más por Novak Djokovic

Al triunfar en Wimbledon por séptima vez en su carrera, Novak Djokovic levantó una temporada que amenazaba con ser un fracaso. La estrella serbia tuvo muchas dificultades en la primera parte de 2022, ya que pagó muy cara su decisión de no vacunarse contra el Coronavirus.

El ex número 1 del mundo fue expulsado de Australia a principios de año, además de sufrir graves daños de imagen. Por la misma razón, el 21 veces campeón del Slam también tuvo que renunciar a los Masters 1000 de Indian Wells y Miami en primavera.

La participación del belgradense de 35 años en el Abierto de Estados Unidos de 2022 sigue siendo muy improbable, ya que el gobierno estadounidense no parece estar dispuesto a cambiar las normas relativas a la entrada de extranjeros.

Nole ha vuelto a los entrenamientos tras tomarse unas cortas vacaciones, pero ya ha dejado claro que no jugará torneos menores para perseguir puntos. En una reciente entrevista con "Sputnik", Nebojsa Jovanovic -director de una empresa de gestión deportiva en Estados Unidos- pidió a los organizadores del US Open que hicieran más por ayudar a Djokovic.

Djokovic tuvo que saltarse Montreal

"No puedo entender por qué los organizadores del US Open no han escrito todavía una carta para convencer al gobierno de que deje entrar a Novak Djokovic. Se han limitado a decir que respetarán la normativa vigente sobre la entrada de extranjeros", dijo Jovanovic.

"Si Roger Federer o Rafael Nadal tuvieran un problema similar, estoy convencido de que habrían hecho todo lo posible para solucionarlo. ¿Han respondido a mi carta? Sí, me dieron las gracias y dijeron que tendrían en cuenta mi petición"

Hace unos días, Francisco Cerúndolo rompió una lanza a favor de Novak: "Se le ha presentado repetidamente como el villano del circuito, pero eso es absolutamente falso. Djokovic es una persona auténtica y genuina, que no tiene miedo de expresar sus opiniones.

El "problema" es que la gente está tan enamorada de Federer y de Nadal que no puede apreciarlo plenamente"