Novak Djokovic tiene el corazón roto por la situación de Boris Becker

El número uno del mundo y el alemán trabajaron juntos entre 2013 y 2016

by Leonardo Gil
SHARE
Novak Djokovic tiene el corazón roto por la situación de Boris Becker

El número 1 del mundo, Novak Djokovic, dice tener el corazón roto por la situación de Boris Becker y reveló que se acercó al hijo de su ex entrenador, Noah. Djokovic, que tuvo una asociación muy exitosa con Becker, fue preguntado por su ex entrenador, que fue condenado a dos años y medio de cárcel.

Djokovic y Becker trabajaron juntos entre 2013 y 2016. Después de la temporada 2016, Djokovic y Becker tomaron caminos separados. Durante su etapa con Becker, Djokovic ganó seis Grand Slams y estuvo casi siempre en el puesto número 1 del mundo.

"Me rompe el corazón ver lo que pasó. Tuvimos una gran relación durante toda mi carrera. He hablado con su hijo Noah, le he preguntado si hay algo que pueda hacer. Es triste, espero que se mantenga sano y fuerte", dijo Djokovic, según Sasa Ozmo.

Djokovic no da por sentado a Diego Schwartzman

El viernes, Djokovic se deshizo de Aljaz Bedene por 6-3 y 6-3 y 6-2 para pasar a los octavos de final del Abierto de Francia. El siguiente rival de Djokovic es el complicado Schwartzman, que derrotó a Grigor Dimitrov en sets corridos.

Djokovic tiene un balance perfecto de 6-0 contra Schwartzman. Djokovic y Schwartzman se enfrentaron una vez en el Abierto de Francia, ya que el serbio necesitó cinco sets para vencer al argentino en Roland Garros 2017.

"Schwartzman es uno de los jugadores más rápidos del circuito, la arcilla es su superficie favorita. Hemos jugado muy buenos partidos, siempre esperas que la pelota vuelva con él", señaló Djokovic.

El viernes, el legendario entrenador de fútbol Arsene Wenger y las leyendas del fútbol Clarence Seedorf y Zinedine Zidane vieron el partido de Djokovic. Cuando se le preguntó al respecto después del partido, Djokovic dijo que se sentía honrado de tener a esos grandes del deporte en sus partidos.

"Vi a Wenger y a Clarence Seedorf, pero no a Zidane. Es un honor cuando vienen, la mayoría de los tenistas vemos y seguimos el fútbol. Vi a Arsene al principio del partido, eso me dio aún más motivación", dijo Djokovic.

Novak Djokovic Boris Becker
SHARE