Novak Djokovic, demuestra una vez más, por que es el 1 del mundo



by   |  LEER 741

Novak Djokovic, demuestra una vez más, por que es el 1 del mundo

El número 1 del mundo, Novak Djokovic, sacó adelante un partido que se complicaba bastante, ante el ascendente italiano Mateo Berretini, por 6-3 6-2 6-7 y 7-5 en casi 3 horas y media de batalla. En una jornada nocturna muy especial, ya que, por primera vez hubo público en las gradas, gracias al cambio de restricciones a la aglomeración de gente en los eventos deportivos, permitida por el gobierno local, el mejor tenista del planeta salió con todo a buscar el pase a semifinales ante un rival que soñaba con dar la sorpresa de la jornada en el cuadro varonil. El plan del italiano era simple, cortarle el ritmo a Novak, cambiando siempre alturas, efectos y direcciones.

Sin embargo, en el 4to juego, llegó el primer quiebre para el balcánico, tras un juego largo de varias igualdades. Tras sostener su saque, la ventaja sería toda para Nole que firmaría el 6-3 inicial.

El segundo set fue un regalo de parte de Berretini al máximo favorito del Abierto de Francia 2021.

Tuvo una gran cantidad de bolas de quiebre, pero nunca se animó a cerrarlas. Y la presión le jugó en contra, en el momento de ejecutar las dejaditas, otorgándole a Djokovic dos rompimientos, para 3-2 y para 5-2, que el mejor tenista de la actualidad supo aprovechar y poner la pizarra 2 sets a 0, y el mundo parecía que se le venía abajo a Mateo Berretini.

Es donde saca su amor propio y comienza, el italiano, a demostrar, por qué es top 10 y comenzó a conseguir puntos importantes con su servicio, para llevar las acciones a la muerte súbita.

Que tuvo en las manos de Berretini la posibilidad de liquidarlo antes, y con toda la cancha libre, tiró un drop shot afuera. Novak Djokovic no podía ser menos, y un revés en la red y una derecha que se fue larga, le dejaron el set point en bandeja de plata al italiano, que supo cerrarlo y animarse a soñar con una remontada histórica.

El cuarto set fue muy parejo, nadie cedía un metro, cuidando sus juegos de saque y tomando la más mínima oportunidad que les daba su rival.

El momento en el que la organización frenó el partido para desalojar el estadio Philippe Chatrier, la remontada del italiano se frenó también.

Al regresar a la pista, se notó mucho más entero al número 1 mundial, quien, supo romper el servicio, en la antesala de la muerte súbita, y el eco de sus gritos de celebración, alcanzaron todos los rincones de la cancha central de Roland Garrós.

En una final adelantada, el máximo ganador de la historia del Abierto de Francia, espera por Novak Djokovic. Rafael Nadal será un adversario que no debe medirse ante el serbio, sino hasta la final, pero el ibérico salió como el tercer sembrado del cuadro de singles varonil, y se las ver ante el número 1 del mundo. Por la otra llave, el duelo de la Next Gen, protagonizado por el alemán Alexander Zverev y el griego Stefanos Tsitsipas, promete un nuevo finalista del Abierto de Francia, que se medirá ante el ganador del duelo entre Rafa y Nole.