Carreño Busta: los árbitros hicieron bien descalificando a Novak Djokovic



by   |  LEER 6145

Carreño Busta: los árbitros hicieron bien descalificando a Novak Djokovic

Novak Djokovic acabó con su racha invicta de 26 partidos ganados de forma consecutiva tras ser descalificado del US Open al dar un pelotazo a una jueza de línea en su partido contra Pablo Carreño Busta, quien avanzó a cuartos de final y quien se reencontró con los medios de comunicación para hablar de lo sucedido.

"Bueno, no vi el momento en que lanzó la pelota. Estaba mirando a mi entrenador, celebrando el quiebre", contó Carreño de entrada. "Cuando me volví de nuevo, la juez de línea estaba en el suelo.

Estoy muy preocupado con este tipo de cosas, así que estaba un poco en estado de shock. Le pregunté a clos olombianos (Cabal y Farah) que estaban en el público si la pelota golpeó a la juez de línea y me quedé en shock.

Nunca esperé un momento así jugando contra Novak. Así que también fue un momento difícil para mí", agrega el tenista español.

Pablo Carreño de acuerdo con la descalificación de Novak Djokovic

El momento ocurrió cuando Carreño Busta había quebrado el saque del número uno del mundo para irse arriba 6-5 en el primer set.

"Y luego, cuando estaban hablando en la red, solo traté de concentrarme si es que tenemos que seguir jugando. En un momento le pregunto al árbitro: '¿Qué pasa?' Fueron 10 minutos o 15 minutos.

Pero hacía un poco de frío, así que necesitaba estar listo por si acaso, en el caso de que tengamos que continuar. Le pregunto y finalmente Novak me da la mano", detalla Pablo Carreño, quien se mostró de acuerdo con la decisión de las autoridades del torneo.

"No, claro que creo que esto no fue intencional", recalca. "No creo que ninguno de nosotros, de los jugadores, haga este tipo de cosas intencionalmente. Es solo el momento. Le rompí el servicio y él lanzó la pelota.

Creo que fue mala suerte, ¿no? No puede hacer esto, pero por supuesto creo que Novak nunca, nunca quiere golpear al juez de línea. Las reglas son las reglas. Este tipo de cosas nunca gustan. El árbitro y el supervisor hacen lo correcto, pero no es fácil hacerlo", finalizó el jugador español.