La tradición de Novak Djokovic de comerse el pasto en Wimbledon



by LEONARDO GIL

La tradición de Novak Djokovic de comerse el pasto en Wimbledon
La tradición de Novak Djokovic de comerse el pasto en Wimbledon

Cada jugador de tenis tiene un modo particular de celebrar sus históricas gestas deportivas, esos momentos que imaginaron de niños y que tras duros momentos viven años después, un enorme premio al trabajo, la recompensa al sacrificio, constancia, dedicación, disciplina, entre tantos valores que peuden destacarse.

Días muy complicados vivió Novak Djokovic con el cambio de equipo de trabajo, con la caída de su altísimo nivel de juego y con la operación en el codo de jugar, lo que convierte la victoria del domingo en un campeonato más importante aún, uno que tiene un sabor muy especial para el de Belgrado.

Como es costumbre ya en el sagrado césped de la Cancha Central de All England, el campeón de trece Grand Slam se agachó en un momento muy especial para él, para tomar algo del pasto de la cancha y llevarlo a la boca...el sabor de la victoria.

"Está muy bueno, traigan dos raciones", fue una de las expresiones del balcánico en la ceremonia de premiación donde habló sobre esta tradición y su origen. "Cuando era niño siempre soñaba con ganar aquí.

Dibujaba la figura del trofeo, los hacía de distintos materiales y me ponía delante del espejo, con siete u ocho años y lo levantaba, imaginando que era el campeón. Mientras me imaginaba eso, un día me dije que si ganaba, iba a comerme el césped.

No sé por qué elegí eso, pero la primera vez que gané aquí lo recordé y lo hice. Fue el postre más dulce que probé nunca", confesó el flamante campeón en posterior conferencia de prensa.

Novak Djokovic Wimbledon