Garbiñe Muguruza: Está siendo duro, pero le daré la vuelta tarde o temprano



by   |  LEER 8035

Garbiñe Muguruza: Está siendo duro, pero le daré la vuelta tarde o temprano

Garbiñe Muguruza ocultaba su decepción tras caer, por segundo año consecutivo, en la primera ronda de Roland Garros, el primer grande que ganó, un episodio más en una mala temporada que, a base de trabajo duro, espera enderezar.

Por quinta vez esta temporada, la española dejó escapar un partido en el que había ganado el primer set, lo que le lleva a confirmar que tiene un problema de confianza en esos momentos del partido. "He tenido partidos que he dominado y no he cerrado, me he puesto tensa, nerviosa, intentando que no se me escape y se han igualado.

He dejado muchos partidos sin control, que no cierro", reconoció la oriunda de Caracas tras caer frente a la veterana estonia Kaia Kanepi por 2-6, 6-3 y 6-4 en 2 horas y seis minutos. La mala racha, con nueve derrotas en 16 partidos, es más increíble cuando se contrasta con el buen final de temporada que firmó en la pasada campaña.

"Terminar bien un año no te garantiza que vayas a estar bien en el Abierto de Australia del año siguiente", dijo la jugadora en referencia al Grand Slam que abre la temporada, donde cayó en segunda ronda en esta edición.

Las victorias en Dubai, Chicago y el Torneo de Maestras del año pasado, y la final de Australia, no han tenido continuidad en este año, en el que los resultados son mediocres. Garbiñe sale dominadora pero deja escapar los partidos.

Le pasó en Dubái ante la rusa Veronika Kudermetova (ganó 6-3 el primer set, y estuvo 4-4 en el segundo set); en Indian Wells ante la estadounidense Alison Riske (6-0 y 3-1), en Roma ante la kazaja Yulia Putintseva (6-3 y 5-3) y en Rabat frente a la italiana Martina Trevisan, 2-6, 6-4 y 6-1.

Pese a ello, la española asegura no estar excesivamente preocupada y asegura que trabaja con su entrenadora, Conchita Martínez, para mejorar esa situación. "No estoy desanimada, trabajando duro para afrontar esos momentos, le daré la vuelta tarde o temprano.

Pero sí, es duro", comentó. "Está siendo una temporada difícil. He tenido partidos muy controlados, pero luego no logro cerrar y se complica y luego un partido es un partido y al final sólo hay un ganador.

Pero siento que estoy entrenando duro y poniendo el trabajo", insistió la española. "Estoy segura al 100% de que en algún momento voy a salir a la pista y conseguiré esas victorias que se me están escapando", añadió Garbiñe.

Muguruza reconoció haberse visto superada por el servicio de la veterana Kanepi, 46 del mundo a sus 36 años. En su décima participación en el Grand Slam de tierra batida, la ganadora de 2016 demostró que no atraviesa su mejor momento, sobre todo en el aspecto mental, donde no fue capaz de aferrarse a un partido que se le puso cuesta arriba.

Derrotada en segunda ronda en Madrid, en Roma y en Rabat, la oriunda de Caracas no logra encontrar el tenis que le ha llevado a levantar dos grandes y disputar cuatro finales. Kanepi, cuartofinalista en 2008 y 2012, se medirá por un puesto en tercera ronda contra la brasileña Batriz Haddad, que derrotó a la española, procedente de la fase previa, Cristina Bucsa, por 6-3, 1-6 y 6-2 en 2 horas y 13 minutos.