Petr Pala: Este torneo significa mucho para la gente de la República Checa



by   |  LEER 278

Petr Pala: Este torneo significa mucho para la gente de la República Checa

Durante su mandato como capitán de la República Checa, ha dirigido algunos equipos sumamente talentosos y de gran éxito, y Petr Pala cree que la cosecha actual tiene el potencial de reproducir los logros de los grandes del pasado.

Desde que fue nombrado capitán de la Copa Billie Jean King de la República Checa en 2007, Pala ha supervisado un período notable en la historia de torneos de su nación con seis títulos en ocho años desde 2011, una dinastía, algunos podrían decir.

Una vez más, República Checa busca la taquilla mientras se prepara para la entrega inaugural de la Copa Billie Jean King por BNP Paribas Finals en Praga, en su tierra natal, e intenta impulsar aún más su cosecha de trofeos.

Dentro de sus filas se encuentran tres medallistas olímpicas y dos ganadoras de Grand Slam solo de 2021, con la No. 4 del mundo Barbora Krejcikova acompañada por su reconocida compañera de dobles Katerina Siniakova y la medallista de plata individual de Tokio 2020 Marketa Vondrousova.

En su arsenal se encuentran Lucie Hradecka, una veterana de dos triunfos finales de la Copa Billie Jean King, y la debutante Tereza Martincova. En resumen, parece que tienen todas las bases cubiertas. "Creo que este es otro equipo fantástico", dijo Pala.

“Soy muy afortunado de formar parte de este equipo y haber sido capitán durante tanto tiempo con chicas tan maravillosas, grandes estrellas y grandes jugadoras. “Sé que tenemos un grupo muy difícil, pero estamos deseando que llegue nuestro primer partido contra Alemania y partiremos de ahí.

Es muy emocionante estar aquí y sobre todo jugar en casa. “Este torneo significa mucho para la gente de la República Checa, que es un país del tenis con una larga historia de grandes jugadores, hombres y mujeres.

Siempre es un privilegio para mí formar parte de este equipo. “También estoy agradecido de que las chicas casi siempre estén disponibles. El calendario es muy largo y hay muchos torneos, pero me hace muy feliz que las chicas quieran formar parte del equipo ”.

Como alude Pala, no habrá un camino fácil para la República Checa después de quedar empatado en el Grupo D junto a Suiza y Alemania. Con los ganadores de los cuatro grupos de todos contra todos de tres países avanzando a las semifinales, hay muy poco margen de error.

Sin embargo, con su elenco repleto de estrellas, los checos siguen siendo uno de los equipos a batir. Krejcikova liderará en la cancha a las once ganadoras del torneo, quien ha disfrutado de una campaña asombrosa que incluyó su primer triunfo en individuales de Grand Slam en Roland Garros en junio.

A principios de semana, Krejcikova reveló que ha habido dos momentos fundamentales en su carrera cuando estuvo sentada en el O2 Arena de Praga animando a su amada República Checa. Una se remonta a casi una década, cuando apoyaba a su nación desde las gradas cuando enviaron a Serbia para coronarse campeona de la Copa Billie Jean King 2012.

El otro fue en 2018 cuando era miembro de la selección checa que venció a Estados Unidos de manera tan convincente. Krejcikova también sugirió que después de un año que ha demostrado ser el material de sus sueños, este es el momento de prosperar como estrella de su nación, un punto que reforzó en la conferencia de prensa previa al torneo de hoy.

"Muchas cosas este año, las he experimentado por primera vez", dijo Krejcikova. “Estoy muy emocionado y tengo muchas ganas de liderar este equipo. “Tenemos un equipo realmente bueno y una química realmente buena dentro de él.

Creo que será una semana perfecta para nosotros y no veo la hora de jugar frente a nuestro público checo. “Incluso con una agenda apretada, nunca había una posibilidad de que no estuviera aquí.

Siempre quiero representar a la República Checa, especialmente cuando juego en casa. Jugar en casa y representar a tu país es lo más importante para un atleta. “Estoy muy agradecido y feliz de estar aquí y espero que tengamos una buena semana”.

Si bien Krejcikova no llegó a la cancha en 2018 cuando la República Checa reclamó su título más reciente de la Copa Billie Jean King luego de una final unilateral contra Estados Unidos, Hradecka ha jugado un papel fundamental en la obtención de trofeos para el equipo.

El triunfo de las checas en 2014 sobre Alemania ya estaba cerrado cuando ella y Andrea Hlavackova jugaron los dobles, pero en 2011 Hredecka y Kveta Peschke unieron fuerzas para llevar a la República Checa a la línea de la victoria contra Rusia.

La jugadora de 36 años no ha aparecido para su nación en la Copa Billie Jean King desde 2016, pero brindará una presencia tranquila y estará disponible para guiar a sus compañeros de equipo más jóvenes en cualquier momento difícil.

"Es tan agradable estar en el equipo", dijo Hradecka. “Es una situación un poco diferente para mí siendo el mayor, pero tal vez tenga más experiencia de los equipos en los que jugué en el pasado.

Si las chicas tienen algún problema, pueden acercarse a mí y preguntarme qué quieren " El pedigrí de la jugadora de la República Checa niega un poco las ausencias de Petra Kvitova y Karolina Pliskova, con Martincova decidida a aprovechar la oportunidad de estar dentro y alrededor de un grupo tan estelar.

“Esto es muy especial para mí”, dijo Martincova, quien ostenta el puesto 51 en el ranking más alto de su carrera. “Esta es la primera vez para mí con el equipo de la Copa Billie Jean King, y es un equipo especial.

Estoy muy feliz de tener esta oportunidad. Todo es perfecto. Estoy tan feliz." Hablando de fuerza en profundidad, la República Checa fue coronada en la Copa Junior Billie Jean King por los campeones de BNP Paribas en Antalya, Turquía, el mes pasado, por lo que la próxima ola de talentos está en camino.

Un doble triunfo, especialmente uno que abarque generaciones, lo convertiría en un año muy especial para la República Checa. Los juniors han aportado su granito de arena, ahora la batuta está firmemente en los profesionales. ¡Krejcikova, Siniakova, Vondrousova, a ti!