Heidi El Tabakh: Estoy orgullosa de ser una capitana joven en la Billie Jean King Cup



by   |  LEER 268

Heidi El Tabakh: Estoy orgullosa de ser una capitana joven en la Billie Jean King Cup

La capitana de la Billie Jean King Cup por BNP Paribas de Canadá, Heidi El Tabakh, vive uno de los momentos más brillantes de su carrera después de liderar al equipo al triunfo en los pasados play-offs que le llevará a jugar los Qualifiers en 2022.

El Tabakh debutó como capitana de Canadá en 2019, pero su historia en el torneo se remonta a 2013, el año en el que representó a Egipto, su país de origen. Su representación fue fugaz, pero la ex tenista de 34 puede presumir de un invicto en la competición.

“Empecé en Alejandría, Egipto. Mis padres eran socios de un club y mi hermano y yo jugábamos allí y empezamos a socializarnos. Así es como empezamos. Íbamos mejorando día a día y después nos mudamos al Cairo y de allí a Canadá”, comenta la extenista.

Sus primeros recuerdos están lejos de las superficies duras: “Me acuerdo de esas canchas de arcilla roja en Portugal. Recuerdo mis compañeros, los entrenadores. Fue mi primera experiencia compitiendo. Jugué bien, pero no me di cuenta de que nadie me derrotó.

A los 8 años se mudó a Canadá y ya nacionalizada le empezaron a surgir las oportunidades que guiarían su carrera: “Nos mudamos a Canadá en busca de una vida mejor, de más oportunidades.

Cuando me convertí en canadiense, Tennis Canada me recibió con los brazos abiertos. Me hicieron parte de su programa y crecí con ellos. Creo que es una de las mejores asociaciones nacionales”. “En Canadá, los entrenadores tienen una buena relación con los fisios y estos a su vez con los jugadores así que todos conocen a los jugadores.

Cuando vas a la cancha, los entrenadores saben como entrenas físicamente y cuando vas al gimnasio, saben cómo entrenas en la cancha. Hay una comunicación fluída”, afirma la capitana. Su carrera no salió como planeó por sufrir múltiples lesiones y su retirada se anticipó a 2016: “No tuve operaciones, pero las lesiones me apartaron de la pista durante meses.

Al final de mi carrera, jugaba tres meses, me lesionaba y estaba de nuevo cuatro o cinco meses fuera del tour. El ciclo siguió durante años y me cansé del proceso. Me encantaba el deporte, pero no disfrutaba de ese día a día”.

“Fue desafortunado. Parte de mi desearía estar aún jugando, especialmente cuando veo a las chicas jugar. Es super inspirador, pero me siento muy agradecida por las oportunidades que he tenido. Y muy privilegiada de ser capitana de la Billie Jean King Cup”.

De jugadora a entrenadora En lugar de viajar cuando se retiró, una oportunidad como entrenadora que llegó inmediatamente. Después de eso, trabajó a tiempo partido con Tennis Canadá y se le fueron abriendo puertas: “Me di cuenta de que amaba el deporte más de lo que había pensado”.

El Tabakh disfruta entrenando a otros atletas: “Hay más entrenadoras que hace 10 años. Estoy orgullosa de ser una capitana joven en el equipo de la Billie Jean King Cup y entrenadora nacional en Tennis Canada, ayudar a las jóvenes y experimentar la vida en el tour como entrenadora”.

En cuanto a las oportunidades de las mujeres en el deporte, El Tabakh está segura del crecimiento que se experimentará pronto: “Creo que en el futuro será 50-50. Las mujeres tenemos emociones diferentes y las entrenadoras son un poco más sensibles.

Saber a lo que se enfrentan las más jóvenes y la transición de junior a profesional, haber vivido todo eso contribuye a ayudar con las dificultades”. “Creo que haber sido jugadora te da ventaja sobre los entrenadores que no han experimentado la cancha.

Tienes que creer en ti misma también, es una curva de aprendizaje. Siempre aprendes cosas nuevas, conoces a entrenadores nuevos, me gusta mirar los entrenamientos con diferentes jugadoras”.