Lourdes Carlé: Nunca sentí una sensación similar en una cancha de tenis



by   |  LEER 317

Lourdes Carlé: Nunca sentí una sensación similar en una cancha de tenis

El viernes, con un calor agobiante en Córdoba, terminó con un 1 a 1 entre la Argentina y Kazajistán por los Play-offs de la Billie Jean King Cup por BNP Paribas. El debut de Lourdes Carlé en singles en la competencia no podría haber sido mejor para ella: con Argentina de local abajo 0-1 ante Kazajistán y con un ránking de 430° mundial, venció a la 23° del mundo para nivelar en 1 al término de la primera jornada.

Carlé, de 21 años y conocida de su rival de hoy de la época de juniors, fue más que Elena Rybakina, a quien venció por 6-4 3-6 6-0. De esta manera, Argentina y Kazajistán concluyen el viernes igualas 1-1 luego de la derrota previa de Nadia Podoroska ante Yulia Putintseva por 2-6 6-4 6-0.

De la ilusión inicial al miedo En el primer turno, la número uno de la Argentina, Podoroska, cayó ante Putintseva luego de haber estado 6-2 3-1 arriba. Pero fueron dos las Podoroska en pista este viernes, una que estuvo sólida desde el inicio con su derecha y el revés, pero que de a poco fue perdiendo confianza hasta desaparecer y dar paso a una errática jugadora que terminó con algunos calambres también que jugaron en su contra.

Diez games consecutivos perdió Podoroska, fruto también de una Putintseva que le encontró la vuelta con un juego más profundo, toques efectivos, y de esa manera lastimó el juego de la semifinalista de Roland Garros 2020, quien ya no pudo encontrar soluciones al juego de su rival.

“A mediados del segundo set me ordené en la cancha. Hice algunos cambió en mi juego que complicaron a mi rival”, reconoció Putintseva como clave de su triunfo. Podoroska, quien dijo haber estado “nerviosa”, dijo que los calambres se debieron a que “hacía un tiempo que no jugaba con esta intensidad”.

Debut de lujo Tal vez fue una “travesura tenística” en una tarde llena de sol, pero sin dudas quedará en los libros de la Billie Jean King Cup y grabado a fuego en la cabeza de Carlé. “Nunca sentí una sensación similar en una cancha de tenis, ni en mi vida.

Hoy fue un partido perfecto y creo que mi derecha y, por momentos, mi servicio, fueron lo mejor que desarrollé dentro de la cancha”, dijo Carlé tras dejar de pisar el polvo de ladrillo. En el 3-0 del set final, cuando Rybakina fue atendida médicamente y hasta se le tomó la presión visiblemente mareada, la capitana argentina Mercedes Paz comentó a nuestra web que le dijo a Lourdes que “tenía que seguir enfocada en su juego, sin desconcentrarse, ya que eso le había pasado tras ganar el set inicial”.

Sobre todo luego de cómo se había dado vuelta el partido de Podoroska, sin dudas que había temor de que la historia se repitiera con Carlé. Pero esos problemas físicos de Rybakina (una supuesta contractura que le generaba mareos) no sacaron de eje a Carlé, quien se mantuvo tranquila, siguió presionando, y pudo cerrarlo sin problemas.

Con el marcador 1-1, Podoroska abrirá la jornada el sábado y queda abierta la pregunta si Rybakina se recuperará para mañana o la capitana Yaroslava Shvedova tendrá que hacer uso de alguna otra integrante del equipo.

Luego será el turno de Carlé ante Putintseva, antes del dobles que cerrará la serie que define el pase del equipo ganador a los Qualifiers del año próximo.