Catalina Castaño: la mayor virtud de Maria Camila Osorio es saber leer los partidos



by   |  LEER 458

Catalina Castaño: la mayor virtud de Maria Camila Osorio es saber leer los partidos

Es la mujer récord en el tenis femenino colombiano. La que más veces se puso la camiseta tricolor en la Billie Jean King Cup por BNP Paribas. Catalina Castaño vivió para el torneo durante quince años.

“Siempre fue un reto agradable jugar para el equipo”, dijo la ex número uno de Colombia durante una década. Los números de Catalina en la competencia hablan a las claras. Jugó un total de 74 partidos.

En singles, con un récord de 33 victorias y 17 derrotas, y en dobles, 18-6. Además, fue cuatro años capitana. En el 2014, con 35 años, Castaño debió dejar la actividad por un cáncer de seno del que, por suerte, está totalmente recuperada.

“La salud hoy está muy bien. Ya pasaron seis años. Nunca quise volver. Ya había cumplido mi tiempo. Pero el tenis, aún hoy, sigue siendo mi gran pasión”, cuenta en exclusiva para BillieJeanKingCup.com.

El futuro del tenis femenino colombiano Hoy Colombia tiene un equipo “con futuro”. Castaño se refiere a la juventud y calidad de María Camila Osorio (18 años) y Emiliana Arango (19). “Creo que la mayor virtud de Camila es saber leer los partidos.

Sabe cambiar de estrategia. Está trabajando en lo físico. Hasta me animaría a decir que, bien manejada como viene hasta ahora, puede ser top-100. Tiene esa potencialidad. Y hoy está un poco más atrás Arango que es muy profesional.

Me gustan la ecuatoriana Mel Reasco, la argentina Nadia Podoroska y Jazmín Otenzi. Son muy jóvenes”. Castaño, quien fuera 35 en el ranking WTA, habla con entusiasmo del tenis femenino sudamericano: “Hay madera”, dice la risaraldense.

“Pero faltan torneos en Sudamérica. Eso es clave para que las chicas puedan seguir creciendo. Estuve hablando con Mercedes Paz (capitana de Billie Jean King Cup de Argentina) de este tema. Nosotras, las ex jugadoras de la región, debemos involucrarnos más aun”.

Recuerdos de la Billie Jean King Cup Castaño sigue hablando con el mismo entusiasmo de la Billie Jean King Cup. Recordando momentos buenos y malos también. Desde aquel debut a los 16 años en Chile. Hasta cada uno de sus cuatro años como capitana de la selección Colombia.

Después de jugar 74 partidos representando al equipo, la colombiana tiene muchos recuerdos, buenos y malos. “Es complicadísimo. Más allá que cuando fuimos a jugar los play-offs perdimos, yo estaba contenta porque eso quería decir que habíamos hecho muy bien las cosas en la zona americana.

Hubo un partido que recuerdo particularmente, en Medellín 2008. Iba set abajo y 1-3 ante la brasileña Teliana Pereira, no le encontraba la vuelta. Hice un click con un gran game y logré darle vuelta”, comenta la colombiana de aquel mítico encuentro que terminó con un 2-6, 7-5, 6-3.

“Y el malo lo tengo muy presente ... estaba jugando con la brasileña Vivian Segnini en Curitiba. Ella estaba como 300 del mundo y, la verdad, no debería haber perdido ese partido por la experiencia y diferencia de ranking.

Pero perdí...6-3, 5-7 y 7-6”, recuerda Castaño. Su faceta como capitana también le dio vivencias inolvidables. Después de meditar durante varios segundos si es más complicado ser jugadora o capitana, la ex tenista de 41 años afirma: “Ninguna de las dos tareas es sencilla, pero la capitanía, confieso, me estresaba mucho.

Como jugadora sabés que tenés que entrar a la cancha, hacer lo tuyo y salís. Como capitana siempre seguís jugando, porque te viene otra jugadora después de cada partido”. “Era entrenadora, psicóloga, manejaba los humores del grupo.

En los cambios de lado, cuando la jugadora viene a sentarse, tienes que saber cuándo hablar de táctica, cuando alentarme y también cuando quedarme callada”. El próximo nivel El tenis de mujeres en América tiene un nivel in crescendo, pero cuando toca competir a un nivel más arriba, a estos equipos les cuesta ganar: “Creo que la mayoría de los países de nuestra región basan sus equipos en sólo dos jugadoras.

Entonces ya nos sacan ventaja de movida. Nos pasó a nosotras cuando fuimos a Francia que tenían a Mauresmo, Dechy, Razzano y Loit. Todas de excelente ranking. Le pasó a Paraguay hace poco con Montserrat González y Verónica Cépede.

En general, son 2 que tienen que jugar los cinco puntos, cualquier lesión te debilita mucho”. El tenis femenino mundial Castaño, que sumó 71 victorias sobre las top-100 (seis de ellas entra las 25 primeras) durante su época en activo, hizo un balance de los tiempos: “El tenis de hoy, fundamentalmente, es muy competitivo.

Ya te das cuenta en varias juniors que trabajan en forma más profesional que años atrás. Antes padres, novios o novias hacían de entrenadores. Hoy ya casi no se ve eso. Para mí que el ránking no tenga estabilidad es un atractivo.

Cualquiera le puede ganar a cualquiera”. La de Pereira apuntó a varios nombres a los que seguir: “Simona Halep que empezó a hacer, a mi entender, la más regular de todas. Y me gusta ver a (Elina) Svitolina.

La griega (María) Sakkari tiene un juego interesante y la suiza Belinda Bencic, también. Pero lo de Serena (Williams) es de admirar. Tiene una capacidad de trabajo sensacional, fue mamá, volvió, pero cada vez le será más difícil competir por la velocidad de las niñas que se vienen”, concluyó Castaño.