Jannik Sinner: Mi obsesión es el trabajo. Mi droga es el esfuerzo diario

El italiano concedió una entrevista en la que revela su enfoque y su personalidad ante los momentos difíciles que está viviendo

by Leonardo Gil
SHARE
Jannik Sinner: Mi obsesión es el trabajo. Mi droga es el esfuerzo diario
© Brennan Asplen / Fotógrafo autónomo

Jannik Sinner ha sido el mejor jugador en lo que va de temporada, conquistó el Abierto de Australia para levantar su primer Grand Slam y triunfó en el Master 1000 de Miami para añadir su segundo título en torneos de esta categoría.

El italiano ha mostrado un crecimiento enorme y ha confirmado todas las expectativas que habían sobre él, un jugador que tiene el número uno del mundo muy cerca, pero que lastimosamente sufrió una lesión en la cadera derecha en el mejor momento que ha vivido hasta ahora y que mantiene en duda su participación en Roland Garros.

Jannik Sinner: El deporte es así, las cosas no siempre pueden ir sobre ruedas

El italiano concedió una entrevista exclusiva a la revista “Vanity Fair” en la que habló de distintos temas, desde su ética de trabajo hasta su personalidad.

"Mi obsesión es el trabajo. Me siento mal cuando no puedo entrenar o cuando no puedo hacer lo que tengo que hacer. Mi droga es el esfuerzo diario. Solo de esta manera me puedo sentir bien, con la conciencia tranquila", revela el tenista de 22 años.

El italiano, actual número dos del mundo, vive un complicado momento con la lesión en la cadera que lo obligó a retirarse en Madrid y a bajarse en Roma, una dolencia que lo tiene trabajando en su rehabilitación en el J-Medical de la Juventus.

El enfoque del oriundo de San Cándido revela una personalidad única y una visión que comparte con los demás sobre cómo afrontar los momentos difíciles. "A mí me gustaría mandarle un mensaje a los jóvenes: que disfruten de lo que hacen o de lo que han elegido hacer, pero que por encima de todo sepan cómo afrontar y aceptar las dificultades.

El deporte es así, las cosas no siempre pueden ir sobre ruedas. Cuando la crisis haya terminado, ahí entenderás aún más la importancia de lo que estás haciendo. La clave es de quién te rodeas en tu camino, quién está a tu lado.

El éxito es una sensación momentánea: te sientes eufórico cuando ganas, mal cuando pierdes. Lo que verdaderamente importa es con quién lo compartes, de quién te rodeas", compartió Jannik Sinner.

Jannik Sinner
SHARE