Su carácter y su hija, las sinceras revelaciones de Daniil Medvedev

El tenista ruso habló de la personalidad de su pequeña hija de dos años

by Leonardo Gil
SHARE
Su carácter y su hija, las sinceras revelaciones de Daniil Medvedev
© Julian Finney / Getty Images Sport

El actual número cuatro del mundo, Daniil Medvedev, es uno de los mejores exponentes del circuito profesional en los últimos años, ex número uno del mundo y ganador de Grand Slam que también se ha convertido en uno de los jugadores más divertidos del circuito ATP, pero también uno de los que más demuestra sus emociones en cancha.

El tenista ruso ha concedido una exclusiva entrevista a la página web oficial de Roland Garros, en la que ha hablado de su personalidad, además de revelar cómo su hija, Alysa, ha heredado la misma determinación y pasión que lo ha caracterizado en los últimos años.

"Hay algunos ejemplos, como que ella va a tratar de hacer algo. Todavía es joven, así que intentará abrir una botella o algo, cosa que no puede hacer. Lo intentará con todas sus fuerzas, no lo conseguirá, a veces empezará a gritarle al biberón, o a tirarlo, o a no estar contenta con el biberón, digamos que se olvida de ello durante dos minutos y lo ha intentado de verdad.

Y dos minutos después vuelve a intentarlo. Así soy yo en la cancha", declaró Medvedev a rolandgarros.com. sobre su hija Alisa. "Intento algo, a veces empiezo a perder, me vuelvo loco durante cinco, diez minutos, pero sigo en el partido y seguiré intentando ganarlo hasta el último punto", comparó el actual número cuatro del mundo.

Son años los que suma Medvedev trabajando en su comportamiento, tratando de controlar las emociones en un deporte tan mental como el tenis, en el que ha venido demostrando progresos en las dos últimas temporadas y una madurez que lo ha llevado a disculparse tras algunos arrebatos en cancha.

Medvedev analiza su comportamiento en cancha. © Julian Finney / Getty Images Sport

"Algunos pequeños detalles como éste, en el que toda mi vida he estado hablando con la gente intentando ser mejor, y hablábamos de mi infancia y esto y lo otro, y mucha gente intentará encontrar razones por las que yo podía ser muy expresivo y encendido en la cancha, y ahora estoy mirando y me digo: 'Quizá sea sólo genética'

Supongo que es una buena excusa. Pero sigo trabajando en mí mismo para dar un buen ejemplo a mi hija", subrayó el jugador de 28 años.

Medvedev: Estoy progresando, pero nunca dejaré de tener rabietas

Así como destacó el mejorar sus comportamiento en cancha, el jugador ruso también remarcó que tampoco es bueno guardarse todas las emociones, que tratará de ser amable pero que no perderá su esencia.

"Creo que estoy haciendo grandes progresos. Es más una cosa de estar juntos con uno mismo. Voy a tener algunas rabietas y cosas así, así soy yo. No voy a poder superarlo, porque si lo supero, es como si lo ocultara.

Y no es bueno esconder las cosas, pero siento que cuando soy consciente de lo que hago, estoy mucho más tranquilo, mucho más alegre, mucho más amable, tanto en la cancha como fuera de ella", finalizó Daniil Medvedev.

Daniil Medvedev
SHARE