Jannik Sinner y el momento del tenis en su país: Tenemos suerte de ser italianos

El tenis de Italia vive una época dorada con sus grandes exponentes y enorme triunfos de sus jugadores

by Leonardo Gil
SHARE
Jannik Sinner y el momento del tenis en su país: Tenemos suerte de ser italianos
© Brennan Asplen / Fotógrafo autónomo

Desde hace unos años el tenis italiano vive una brillante época, una era que ya podemos llamar dorada no sólo por la cantidad y la calidad de sus exponentes, también porque ya uno de ellos ha hecho historia con sus épicos triunfos, todo gracias a un sistema que debe ser estudiado y replicado por los resultados que ha traído tras años de mucho esfuerzo planificación y trabajo.

La figura principal de este movimiento es el actual número 3 del mundo, Jannik Sinner, quien lideró a su país en la pasada Copa Davis y quién ganó su primer Grand Slam en el Abierto de Australia de este año, un jugador que reconoce el camino que comenzaron a transitar y a liderar figuras como Matteo Berrettini y Fabio Fognini, además de resaltar lo alcanzado por uno de sus ídolos, Andreas Seppi.

El oriundo de Tirol del Sur habló del movimiento tenístico de su país, analizando los aspectos fundamentales para formar deportistas de élite, quienes deben trabajar en las mejores condiciones posibles para llegar a lo más alto en el deporte profesional, lo que ha logrado la Federación Italiana de tenis gracias a todo el arduo trabajo hecho durante años.

Jannik Sinner: Grandes técnicos y muchos torneos

"En primer lugar tenemos buenas instalaciones en Italia. Tenemos muy buenos entrenadores, preparadores físicos y fisioterapeutas. Hay muchos torneos en Italia: desde torneos júnior hasta Futures y Challengers”, reconoce de entrada Sinner.

“Tenemos algunos torneos ATP realmente importantes para los tenistas que puedan jugarlos. Puedes quedarte todo el año en Italia y jugar torneos todo el tiempo. Así que incluso los jugadores a los que no les gusta viajar pueden quedarse en Italia.

Pueden ir de un torneo a otro en el mismo país. Creo que esto ayuda mucho”, añadió el campeón de Grand Slam. Sinner explica por qué prefirió ir más allá de las fronteras de su país, pero recalcó por qué los jugadores transalpinos pueden considerarse afortunados y cuáles son las ventajas de jugar en casa, donde el tenista no solamente puede aprovechar el apoyo de los fanáticos, también es una ventaja económica en un deporte demandante en muchos aspectos. “Yo prefería salir un poco de Italia para intentar tener una visión diferente del tenis: esto te ayuda a crecer.

Potencialmente, sin embargo, puedes quedarte en Italia y llegar a jugar uno de los torneos más importantes de nuestro deporte. Podemos considerarnos muy, muy afortunados de ser italianos. Siento el cariño de la gente.

Hay muchos más vítores que hace un año, pero no sólo para mí, es así para todos los italianos. Estamos contentos, intentamos darles también una buena emoción, igual que nosotros sentimos emociones cada vez que salimos al campo. Digamos que es un partido de equipo", finalizó Jannik Sinner.

Jannik Sinner
SHARE